El Comercio

Upil reclama la eliminación de las pintadas antiestéticas en el concejo de Piloña

Pintadas en Infiesto.
Pintadas en Infiesto. / E. C.
  • Desde la agrupación independiente de Piloña se manifiesta su extrañeza por el hecho de que se diga, «que las arcas municipales tienen superávit de casi dos millones de euros, mientras las fachadas del concejo llevan meses con grafitis que, sin duda, ensucian la imagen de nuestro concejo»

La agrupación de Unión Piloñesa (Upil) solicita, a través de una petición presentada en el registro municipal, la eliminación de manera inmediata, de las pintadas que, desde hace meses, se pueden leer en diferentes edificios públicos de Infiesto, como por ejemplo en la Obra Pía, sede del Museo del Reloj y de la muestra permanente sobre los neandertales del Sidrón.

Desde la agrupación independiente de Piloña se manifiesta su extrañeza por el hecho de que se diga, «que las arcas municipales tienen superávit de casi dos millones de euros, mientras las fachadas del concejo llevan meses con grafitis que, sin duda, ensucian la imagen de nuestro concejo».

Upil critica que se hable de «planes estratégicos del comercio y turismo, que están muy bien, así como otras acciones para promocionar nuestro concejo». Aunque, al mismo tiempo, recuerdan que «si tenemos pintadas en las calles, los accesos a los principales atractivos turísticos en unas condiciones lamentables, como es la carretera de la Pesanca o seguimos sin exigir, por ejemplo, la señalización del Santuario de La Cueva, todo parece que es más para salir en la prensa que para realmente atraer a visitantes a nuestro concejo».