El Comercio

Nuevo derrumbe parcial de un edificio antiguo en la villa de Llanes

Parte de las estancias del inmueble quedaron a la vista tras el derrumbe de ayer.
Parte de las estancias del inmueble quedaron a la vista tras el derrumbe de ayer. / NEL ACEBAL
  • La fachada sur de este inmueble deshabitado y situado en el número 11 de la calle Nemesio Sobrino se vino abajo sin que ninguna persona resultase herida

Si en octubre fue la parte superior de una vivienda ubicada en la calle Manuel Cue de Llanes la que se vino abajo, ayer fue un edificio deshabitado de principios del siglo XX situado en el número 11 de la calle Nemesio Sobrino el que sufrió un derrumbe parcial. A las 17.10 horas la fachada sur y parte de las estancias situadas en esta zona del inmueble deshabitado se vinieron abajo causando un gran estruendo que hizo salir de sus casas a los vecinos de las viviendas próximas.

La fortuna quiso que la práctica totalidad de los cascotes cayesen a un patio interior, por lo que ninguna de las personas que en ese momento caminaban por las inmediaciones y presenciaron el derrumbe resultaron heridas. Se da la circunstancia de que ni el edificio del número 11 de esta calle, ni tampoco el 5, el 7 y el 9 están habitados. Solo viven en ellos los gatos, afirmaban ayer unos vecinos. En mayor o menor grado buena parte de ellos presentan un avanzado estado de deterioro, por lo que las personas que viven en esta zona temían ayer que el derrumbe pudiese haber afectado a la estabilidad de los viejos inmuebles anexos al derruido.

Hasta el lugar se desplazaron efectos de los bomberos y de la Policía Local de Llanes tras recibir la llamada para ver la gravedad de lo sucedido. No entraron al inmueble, pero los policías sí acordonaron las inmediaciones del derrumbe y también la acera situada en la parte norte de este inmueble. El suceso dejó a la vista varios elementos de las viviendas, entre ellos un retrete que por unos centímetros no se vino también abajo.

La concejal de Urbanismo llanisca, la forista Marián García de la Llana, explicaba ayer que el edificio afectado era uno de los que tenía identificado el Ayuntamiento en un estado ruinoso y se había requerido a la propiedad que actuase en él. De la Llana apuntó que en la tarde de ayer se desconocía el motivo por el que se derrumbó parcialmente y que un arquitecto contratado por la propiedad, así como el arquitecto auxiliar del Ayuntamiento, valorarán hoy los daños y tratarán de determinar si es posible acceder al interior del inmueble, ya que ayer, por prudencia, no entró ninguna persona.

Temas