El Comercio

Colunga contrata la instalación de una valla en el lugar del accidente de Lastres

Valla provisional instalada en el barrio del Manso por la Policía Municipal en el lugar por el que cayó el fallecido.
Valla provisional instalada en el barrio del Manso por la Policía Municipal en el lugar por el que cayó el fallecido. / NEL ACEBAL
  • El alcalde asegura que es «actuación urgente» y que se han realizado las oportunas mediciones en el punto por el que cayó y falleció un hombre

El Ayuntamiento de Colunga ha dado máxima prioridad a la colocación definitiva de una valla de protección en el barrio del Manso tras el trágico suceso que tuvo lugar hace poco más de una semana y que le costó la vida al vecino de Fuentes (Villaviciosa) de 85 años, Severino Canteli. El alcalde de Colunga, Rogelio Pando (PSOE), adelantó ayer que ya ha contratado la obra definitiva a una empresa especializada. Aunque aseguró desconocer cuándo estará instalada la protección definitiva, recalcó que «estamos haciendo todo lo posible porque sea cuanto antes».

Pando explicó que «estos días ya estuvieron los técnicos municipales y el jefe de obra con los operarios de la empresa midiendo y mirando la mejor solución para hacer segura esa zona» por lo que espera que la estructura definitiva pueda estar colocada «en los próximos días». Sobre el presupuesto de esta actuación, el regidor no concretó la cifra porque, según dijo, «hasta que no me facture la empresa lo desconocemos». Y subrayó que «lo importante es mantener la seguridad en la zona y que esto no vuelva a repetirse».

En la misma línea se manifestó la concejala Sandra Cuesta, del PSOE, que aunque indicó que «es un tema que maneja directamente el alcalde», explicó. También que «la cancha deportiva lleva muchos años funcionando y era una obra que el gobierno municipal tenía pendiente de ejecutar. Según la concejala, «el mismo día que nos enteramos del incidente ya nos pusimos en marcha para tomar medidas de seguridad en la zona, era algo inminente».

Los hechos ocurrieron el sábado, día 12 de noviembre, a las siete menos cuarto de la tarde. Severino Canteli había acudido a la iglesia de Lastres, con varios conocidos, para asistir al funeral de la mujer de un amigo. Salió del templo y se disponía a recoger su vehículo en un aparcamiento anexo a la cancha polideportiva y, cuando se dirigía al estacionamiento en compañía de un grupo de allegados, sufrió un resbalón y se precipitó por un desnivel de casi dos metros que hay entre la calle y la pista polideportiva de Lastres. La de Severino Canteli es la segunda muerte que se produjo en la pista polideportiva. Los vecinos comentaron que hace unos años una mujer madrileña ya perdió la vida en ese mismo lugar y en circunstancias similares.

Moción de Foro

Hace unos días la Policía Local de Lastres colocó con los técnicos municipales una valla provisional de protección al filo de la calzada para evitar más incidentes. El portavoz de Foro (FAC) en el concejo, Miguel Hornillos, presentó también una moción para su debate en el próximo pleno municipal, que en principio tendrá lugar en diciembre. Según el escrito que registró en el consistorio colungués, Hornillos reclamó «medidas urgentes» para que estos trágicos sucesos puedan ser evitados y marcó un plazo de dos meses para ello. Además de la valla, Hornillos pidió alumbrado y aceras.