El Comercio

El Gamonéu, ante el reto de crecer

Reunión celebrada ayer en el Consistorio de Cangas para abordar el presente y el futuro del Gamonéu.
Reunión celebrada ayer en el Consistorio de Cangas para abordar el presente y el futuro del Gamonéu. / J. LLACA
  • El Principado y los queseros mantienen una reunión para abordar la necesidad de contar con más leche de Onís y Cangas

«El Gamonéu es el gran producto quesero de Asturias». Así de contundente se mostraba ayer el director general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Jesús Casas, en Cangas de Onís, donde acudió para mantener una reunión con los queseros de esta denominación de origen protegida con el fin de comenzar a abordar los retos futuros de esta producción.

Y es que el Gamonéu es un queso muy apreciado del que se vende cada año la totalidad de lo elaborado y que en los últimos ejercicios experimenta un crecimiento constante de la producción que ronda el 10%. En 2014 se pusieron a la venta 106.000 kilos de este manjar de los Picos de Europa, 116.000 el pasado año y en este ejercicio estiman acabar con una producción cercana a los 125.000 kilos (entre enero y septiembre se habían elaborado 104.000). La facturación anual de esta producción ronda los 3 millones de euros.

La tendencia es a seguir creciendo y para ello deben prepararse las bases porque, como producción amparada por una denominación de origen protegida que es, debe cumplir una serie de requisitos que establece la Unión Europea para esta marca de calidad. Uno de ellos es que toda la materia prima que se utiliza en su elaboración se obtenga de los dos concejos donde se produce este alimento: Onís y Cangas de Onís. Esto significa que la leche que se utiliza para hacer este queso salga de explotaciones lácteas de estos dos municipios. Por ello si se quiere aumentar la producción de Gamonéu, al margen de que los elaboradores incrementen su capacidad de trabajo o inviertan en más personal o instalaciones, es necesario que en Onís y Cangas de Onís se produzca más leche.

Según avanzaron ayer, un 30% de la producción lechera de estos dos concejos no se destina a la elaboración de Gamonéu, pero Casas estima que, viendo el ritmo con el que aumenta la producción de este queso para satisfacer la demanda existente, en cuestión de «dos o tres años» ese «excedente» lácteo se habrá terminado. Por ello la importancia de la reunión celebrada ayer para ir estableciendo las bases sobre qué se necesita hacer para que el queso Gamonéu pueda seguir creciendo. Porque, como apuntaba ayer la presidenta del Consejo Regulador de este queso, Belén Bulnes, el Gamonéu «cada vez es más demandado y no solo en Asturias».

Casas pidió a los queseros que sigan esforzándose como hasta ahora para mantener la altísima calidad de este queso, que «genera valor añadido». «Tenemos un producto que se vende y no debemos conformarnos con mantener la producción. Pensamos que se debe crecer. Y en materia de promoción debemos empezar a pensar en hacerla fuera de Asturias», manifestó el representante de la Consejería de Desarrollo Rural.

Casas también indicó que la leche que se vende para la elaboración de este queso tiene un precio de origen más alto que la destinada a leche líquida, una manera de que toda la cadena que participa en la producción de este manjar de los Picos de Europa, tanto los queseros como los ganaderos, se beneficie del valor añadido que tiene el Gamonéu.