El Comercio

El Ayuntamiento de Llanes tiene diez días para dar inicio a las obras de demolición del Kaype

Las obras de ampliación del hotel Kaype, en Barro, deberán ser derruidas por orden judicial y los trabajos tienen que dar inicio en un plazo máximo de diez días.
Las obras de ampliación del hotel Kaype, en Barro, deberán ser derruidas por orden judicial y los trabajos tienen que dar inicio en un plazo máximo de diez días. / NEL ACEBAL
  • La Justicia rechaza legalizar la parte de la ampliación del hotel levantada sobre suelo urbano consolidado y que también será derruida

El Ayuntamiento de Llanes tiene un plazo de diez días, a contar desde hoy, para dar inicio a las obras de demolición de la parte ampliada del hotel Kaype, situado en primera línea de la playa de Barro o, al menos, para iniciar los trámites relativos a estos trabajos y ponerlos en conocimiento delJuzgado de lo Contencioso Administrativo Número 2 de Oviedo. Así se recoge en el último auto de esta sala que ayer se comunicó a las partes. Un auto que venía a resolver la posibilidad de que una parte de estas obras, las ejecutadas sobre la finca catalogada como suelo urbano consolidado, se librasen de la demolición, algo que ha descartado la magistrada Pilar Martínez Ceyanes.

La juez indica en su escrito que todas las obras de ampliación del hotel amparadas por los permisos municipales revocados están afectadas por la orden de derribo al haber ratificado el Tribunal Superior de Justicia (TSJA) la anulación de la licencia de agrupación de fincas (se juntaron dos parcelas de suelo urbano no consolidado con una tercera de suelo consolidado), decisión que fue tenida en cuenta también por el TSJA para anular posteriormente la licencia municipal de obras.

La magistrada rechaza a su vez conceder una nueva prórroga para retrasar la demolición. Ya otorgó una que permitió posponer estos trabajos que debían comenzar, como tarde, en el mes de julio. La propiedad de este negocio turístico presentó un escrito en el que explicaba a la magistrada que carecía de una autorización necesaria de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC), dado que los trabajos previstos iban (y van) a generar un tránsito importante de camiones por la zona de protección de servidumbre de la laguna denominada 'El Llagú'.

La titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 2 de Oviedo atendió la petición y comunicó que se volvería a pronunciar sobre esta cuestión en octubre.

En septiembre las obras de demolición ya contaban con la autorización pertinente de CHC, pero lo que había que resolver era el incidente de legalidad presentado por el hotel, a instancias del Ayuntamiento de Llanes, para ver si era posible ajustar a la normativa vigente y salvar del derribo la parte de las obras de ampliación levantada sobre suelo urbano consolidado. En este último auto Martínez Ceyanes rechaza esta posibilidad porque la obtención de una licencia de legalidad constituiría un supuesto de imposibilidad legal de ejecutar una sentencia firme. Además añade que esta solicitud debería haber sido realizada por el Ayuntamiento de Llanes, y no por la propiedad, ya que es a esta administración local a quien corresponde ejecutar el dictamen.

Sin posibilidad de suspenso

Contra este auto se puede interponer un recurso de apelación de un solo efecto ante el TSJA. ¿Qué significa esto? Que al ser de un solo efecto el que se presente algún recurso no deja en suspenso la ejecución de la sentencia. La magistrada no impone costas judiciales en la resolución de este incidente de ejecución.

El proyecto de demolición del Kaype fija en 6 meses el plazo de estos trabajos, que valora en 1,1 millones de euros. La propiedad ya comunicó hace meses que reclamaría al Ayuntamiento de Llanes 15,6 millones de euros en concepto de responsabilidad por las licencias municipales anuladas que posibilitaron estas obras y que fueron anuladas por la Justicia. La inversión prevista para la ampliación de este negocio fue de 5,2 millones de euros.

Temas