El Comercio

Los daños del lobo en Onís están siendo cuantiosos este año.
Los daños del lobo en Onís están siendo cuantiosos este año. / E. C.

Onís pide al Principado que contrate más personal para el control de lobos

  • Abeledo propone que sean guardas de cotos, cazadores o personas especializadas las que participen en estas actuaciones para evitar daños al ganado

Onís afronta uno de los peores años en cuanto a los daños causados por el lobo en el concejo se refiere. Así se lo transmitió ayer el alcalde, José Manuel Abeledo, al director general de Recursos Naturales, Manuel Calvo, en la reunión que ambos mantuvieron en Oviedo. Por este motivo, Abeledo propuso al Principado la contratación de personal externo al Parque Nacional para agilizar los controles de este animal. «Aparece contemplado en el Plan de Gestión del Lobo», indicó.

Abeledo explicó que «hace falta más personal que el que dispone la Consejería» así que, en su opinión, sería bueno reforzar la plantilla de Tragsa con guardas de cotos, cazadores y personal expresamente contratado para «agilizar» estas campañas. «Nos están ocasionando grandes daños y no solo en el ganado. Está siendo de los peores años y lo más preocupante es que están bajando a zonas muy cercanas a los pueblos, cada vez llegan más cerca de los núcleos poblacionales. Las manadas proliferan y hay que hacerlo pronto», explicó. Según el alcalde, el Principado se comprometió a estudiar la propuesta ya que «la idea es empezar dentro de una semana con los controles».

Abeledo recordó que en el 2004 y abordaron este problema. Entonces el Principado incorporó una decena de especialistas para abatir la zona del Cuera y el resultado fue la caza de 13 lobos. «Su misión consiste en llevar a cabo controles de la población de lobos. En las zonas no permitidas para estos animales, fuera del Parque Nacional, se les dirige hasta donde pueden abatirles», comentó. Este año, las labores, según Abeledo, se centrarán en garantizar que sierras como la del Cuera, Ibéu o Cuana vuelvan a ser territorios donde no haya presencia del cánido, tal y como lo han sido históricamente. Es precisamente en Ibéu, entre Onís y Llanes, donde más problemas está habiendo.

Vega de las Mantegas

Por otra parte, en la reunión también hablaron de las obras para mejorar la accesibilidad en la pista a La Vega y el Potreru de las Mantengas. Abeledo solicitó el ensanchamiento de alguna de las curvas del vial. La pista sólo será de acceso a ganaderos y el Principado quiere saber ahora la identidad de los 25 ganaderos que accederán por este paso. Esta actuación, con un coste de 52.000 euros, concluirá en abril.

Por otra parte, Abeledo se reunió también con el director general de Administración Local, Ricardo Suárez, quien se comprometió a ejecutar entre febrero y marzo las obras de mejora del camino al cementerio, Candanosa, Carguezo y El Reguero, todos en La Robellada. El Ayuntamiento colaborará en el proyecto con 52.000 euros.