El Comercio

El PSOE abandona el salón municipal por «las formas» del alcalde al dirigir las sesiones

Los asientos del PSOE quedaron vacíos como protesta.
Los asientos del PSOE quedaron vacíos como protesta. / NEL ACEBAL
  • El secretario del Ayuntamiento se enfrenta a Miyares y le pide que aclare si está acusando a los técnicos de prevaricación

El malestar existente en la corporación llanisca se hizo ayer palpable. Se vivieron momentos de tensión entre el alcalde y el portavoz del PSOE, José Herrero, quien tras la votación de los presupuestos, ordenó a sus seis compañeros de partido abandonar el salón de plenos. «El equipo de gobierno además de tener su portavoz tiene otros cuatro, los del cuatripartito. Hoy han utilizado 25 minutos y nosotros 14. Estamos en indefensión y nos coarta. Nos limita el tiempo. No son formas de dirigir los plenos, esto se convierte en un ataque permanente», dijo.

Mientras estaban ausentes, el alcalde susurró al secretario municipal «mira cómo está la cosa» y ordenó a Miyares, que se disponía a explicar su voto en contra a los presupuestos, «espera que vuelvan, vendrán». Mientras, el edil de IU, Ardines reclamaba ante las críticas que le había hecho Herrero. «En 28 años de legislatura no pasaba esto. No soy un mal demonio», aclaró.

Y hasta el secretario municipal perdió los papeles. Fue con el concejal de Vecinos por Llanes, Alfonso Miyares, a quien pidió que aclarara si estaba acusando a los técnicos municipales de cometer prevaricación o se refería a los miembros de su partido. Miyares matizó que se refirió a los ediles de Vecinos.