El Comercio

El concejal llanisco, Santiago Miyares.
El concejal llanisco, Santiago Miyares. / E. C.

Miyares se defenderá hoy ante la Asamblea de Vecinos por Llanes

  • El órgano soberano de la agrupación debate la apertura del expediente disciplinario y espera que el edil entregue su acta voluntariamente

Parece que todo está cerrado pero puede haber sorpresas de última hora en la asamblea extraordinaria que esta tarde, a las 19.30 horas en la Sala Multiusos del Centro de Artesanía de Poo de Llanes, decidirá el futuro político del concejal de Vecinos por Llanes, Alfonso Miyares. El edil se mostró ayer «prudente» ante EL COMERCIO y explicó que «dada la situación actual y la importancia de la asamblea prefiero no hacer declaraciones hasta después de la misma». Miyares se limitó a explicar que «solo espero que respeten mi derecho a defenderme y que el procedimiento se ajuste a derecho».

Y es que el día de ayer fue convulso en las filas de Vecinos por Llanes. Las reacciones a las manifestaciones realizadas por fuentes de la Asamblea de Vecinos por Llanes consultadas por este periódico no pasaron desapercibidas y públicamente salieron los defensores de Miyares criticando las voces que apuntan que hoy será expulsado por haber incumplido los Estatutos de la agrupación así como el Código Ético. Pero la realidad es que el pasado viernes, Alfonso Miyares votó en contra de sus compañeros de partido, el alcalde Enrique Riestra y la concejala de cultura Marisa Elviro, en dos puntos del orden del día que tenían relación con la aprobación definitiva de los presupuestos del 2016 y este hecho va a tener consecuencias porque incumplió así la decisión de la Asamblea de Vecinos por Llanes que había acordado por mayoría respaldar las cuentas a pesar de que éstas presentaban irregularidades.

La actitud de Miyares, para las fuentes consultadas de Vecinos por Llanes, no tiene cabida en la agrupación y, por este motivo, todo apunta a que los miembros de la Asamblea, la mayor parte, están dispuesto a pedir al concejal que renuncie a su acta voluntariamente y que deje de representar al colectivo en el Ayuntamiento de Llanes. Miyares quiere defenderse, ya lo advirtió el viernes, lo volvió a reiterar ayer y lo volverá a hacer hoy ante la cúpula de Vecinos por Llanes.

El artículo 7 del Estatuto

Según los estatutos, en el artículo 7, se habla del procedimiento de sanción para quien «tenga una actitud pública notoriamente contraria a los acuerdos adoptados por la asamblea, así como que se considere que desprestigia a alguno de sus compañeros o a cualquier otra persona, podrá ser sancionado con medidas que pueden llegar hasta la expulsión, previo trámite dentro de la misma asamblea». En este caso, según explica el artículo, se inicia el pertinente procedimiento disciplinario con audiencia del interesado. Es el punto en el que se encuentra hoy Miyares. «La Asamblea y el Consejo Vecinal podrán llevar a cabo todas aquellas actuaciones que consideren oportunas para el esclarecimiento de los hechos. Posteriormente, procederá a dar audiencia al interesado, en la cual se le informará de todas las actuaciones seguidas hasta el momento. El interesado podrá aportar todos los medios de prueba que estime oportunos para su mejor defensa. En el caso de que el interesado formara parte del Consejo Vecinal, se abstendrá de participar en el mismo desde el preciso momento en que tenga conocimiento de que está siendo investigado».

Así las cosas, el concejal Alfonso Miyares parece que tendrá posibilidad de defenderse para explicar su postura ante sus compañeros de la agrupación. Algunos miembros de la Asamblea creen que intentará aferrarse a su cargo en el Ayuntamiento de Llanes aunque se lo desaconsejarán antes de la cita en Poo porque «no nos va a decir nada nuevo. Lo que cuenta es que incumplió el mandato de la Asamblea y eso es lo que se va a valorar».

El alcalde, Enrique Riestra, evitó hablar del tema y el resto de los partidos que forman el cuatripartito también se mostraron prudentes hasta saber qué va a pasar con Alfonso Miyares. El portavoz del PP, Juan Carlos Armas, explicó que «de momento, es un problema interno de ellos, de Vecinos por Llanes así que debemos ser respetuosos hasta que haya una decisión al respecto. Esta situación no debería influir en el pacto, tienen que solucionarlo entre ellos. En la misma línea se manifestó la portavoz forista, Marián García de la Llana quien en la pasada legislatura fue una de los cuatro concejales No Adscritos que hubo en el consistorio llanisco.