El Comercio

Las obras del muelle se posponen tras el puente para evitar atascos

Lugar del puerto de Ribadesella donde se ejecutarán las obras para construir la nueva rotonda.
Lugar del puerto de Ribadesella donde se ejecutarán las obras para construir la nueva rotonda. / NEL ACEBAL
  • El concejal de Obras y Servicios riosellano advierte de que en esa semana se espera una importante afluencia de turistas y visitantes

El Ayuntamiento de Ribadesella y la empresa adjudicataria han decidido retrasar hasta el lunes, 12 de diciembre, las obras de construcción de la nueva glorieta del muelle, la que se creará en el tramo final de la calle Manuel Caso de la Villa. Según el concejal de Obras y Servicios, Enrique Gancedo, el motivo de su aplazamiento es evitar que los trabajos coincidan con el doble puente de La Constitución y la Inmaculada, una semana en la que se espera una importante afluencia de turistas y visitantes. Teniendo en cuenta que en esta calle suelen originarse numerosos atascos y retenciones, ambas partes optaron por no crear más obstáculos con la ejecución del proyecto.

La actuación se le ha encomendado a la empresa local GBR por un importe que ronda los 33.000 euros y un plazo de ejecución de mes y medio. Los trabajos consistirán en ampliar el ancho de la calzada, «recortando la acera de la izquierda, dirección a la Grúa, para legalizar las plazas de aparcamiento en cordón situadas a la derecha», explicó el concejal. La nueva glorieta será de pequeñas dimensiones y se ubicará a la altura de la intersección con la calle Vapor Alberto. «Es pequeña y permitirá que pueda ser invadida por los vehículos en caso de necesidad ya que estará ligeramente levantada en el centro, situándose al nivel de la calzada en los bordes, por los que se podrá pisar sin problemas», añadió Enrique Gancedo.

Mañana, pleno ordinario

El concejal de obras y servicios también confirmó que en el pleno ordinario correspondiente al mes de noviembre, convocado para la tarde de este miércoles 30 de noviembre, se incluirá una moción del equipo de Gobierno por la que se pide el apoyo de la corporación a una nueva prórroga del contrato con la empresa que gestiona el servicio de abastecimiento de agua en el concejo. La idea inicial es que se amplíe hasta que concluya el proceso de licitación iniciado en junio de 2016 y que se está retrasando mas de los previsto. «Estamos viendo que la cosa va muy justa. Se está acabando la prórroga actual y consideramos que debe autorizarse otra hasta la nueva adjudicación de contrato, en el menor tiempo posible», aseguró.

El servicio de abastecimiento de agua potable al concejo de Ribadesella fue licitado para un período de cinco años y con un coste anual ligeramente superior al medio millón de euros (509.559 euros más IVA). El futuro concesionario del servicio, cualquiera de las nueve empresas que se presentaron a la licitación, tendrá que cumplir con una serie de compromisos iniciales.

Entre ellos, destaca la renovación de la red en alta que une los depósitos de Berbes y Abéu, obras que están presupuestadas en 31.700 euros. La autorización de una nueva prórroga en el servicio está en manos de los grupos de la oposición. Como dos de esas formaciones políticas (PSOE y Pueblu) son partidarios de su municipalización, su aprobación estará en manos del PartidoPopular y de la concejala No Adscrita, salvo que cualquiera de los dos anteriores decida cambiar de posición. Como es costumbre ya siempre que hay sesión en el Ayuntamiento de Ribadesella, el grupo municipal de Pueblu ha convocado una asamblea informativa previa al pleno, para posicionarse ante éste y el resto de temas incluidos en el orden del día que discutirá la corporación.