El Comercio

Foro y PP esperan que tras la expulsión haya una sola línea de trabajo

Los representantes de Foro y PP en el Ayuntamiento de Llanes parece que no van a echar de menos al que hasta hace unas horas era su compañero en el equipo de gobierno local, el edil Alfonso Miyares, que en la noche del martes fue expulsado de la agrupación de electores Vecinos por Llanes tras romper la disciplina de voto y votar en contra de la aprobación definitiva de los presupuestos municipales de 2016.

El más contundente en este sentido fue el popular Juan Carlos Armas. El portavoz del PP en el Ayuntamiento considera que la marcha de Miyares «no influye al pacto de gobierno», ya que los ocho ediles del ejecutivo (cuatro Foro, dos PP, dos Vecinos más el apoyo del de IU) son suficientes para mantener el gobierno local. Pero también añade que la expulsión de Miyares de Vecinos y, por tanto, del ejecutivo local, «podría ser hasta mejor para el equipo de gobierno porque Alfonso estaba votando en contra de lo que había decidido la asamblea de Vecinos por Llanes».

Armas asegura que en los últimos meses Miyares «ponía pegas en las comisiones informativas a sus compañeros de gobierno porque decía que él no había leído la información que se trataba». «Ahora vamos a trabajar mejor y en una misma línea», confía.

El del PP no esconde que no sentó nada bien entre los que eran hasta la noche del martes sus compañeros en el equipo de gobierno las acusaciones que les hizo respecto a que estaban cometiendo una prevaricación en el pleno municipal del pasado viernes, ni tampoco que afirmase que un funcionario público había falseado documentación y que el equipo de gobierno lo había consentido, aunque después se retractase en parte ante la reacción del secretario municipal en la misma sesión.

En Foro Asturias su portavoz, Marián García de la Llana, se muestra comedida en esta cuestión, aunque comparte algunas de las posturas del popular. «Alfonso funcionaba a su manera. Era independiente. El alcalde y la edil de Cultura tienen una línea de trabajar, pero con Miyares estábamos siempre con dudas porquu va por libre», manifestaba ayer la forista.

Desde Izquierda Unida, su concejal Javier Ardines, considera que tras la expulsión de Miyares el resto de integrantes del gobierno local del que forma parte «deberían estar más unidos porque ya no hay margen para el error». Incluso opina que la marcha del edil al grupo de los no adscritos puede ser beneficiosa para que el ejecutivo local aplique más políticas de izquierdas «porque si se quieren sacar cosas adelante como los presupuestos Foro y PP van a tener que contar todavía más con los dos concejales de Vecinos por Llanes y con Izquierda Unida».

Por su parte desde Vecinos por Llanes su concejal, Marisa Elviro, también manifestó que la expulsión de la agrupación del que ha sido su compañero de grupo municipal «no debería afectar para nada al equipo de gobierno». A lo que sí afectará es a la composición de las comisiones informativas. Un ejemplo es que Miyares, como único miembro del grupo de los no adscritos, tendrá presencia en todas ellas.