El Comercio

La residencia y la mejora de caminos centrarán las inversiones de Onís

  • El Ayuntamiento espera recaudar 235.200 euros de impuestos directos y el alcalde socialista mantiene congeladas las tasas e impuestos

El Ayuntamiento de Onís celebró ayer un pleno para aprobar los presupuestos del 2017. Para el próximo ejercicio, el concejo tendrá unos gastos de 818.842 euros de gastos y unos ingresos de 820.500 euros. El mantenimiento de servicios como el agua, alcantarillado, edificios, carreteras, infraestructuras ganaderas, depuradoras, centro de salud, colegio, recogida de basuras, urbanismo, turismo, atención al público, fiestas, actividades deportivas y culturales acarrearán un gasto de 280.200 euros. El gobierno municipal también destinará 129.408 euros a la amortización de créditos e intereses mientras que a los Servicios Sociales y maquinaria de la Mancomunidad se irán 29.721.

El capítulo de inversiones comprenderá 112.000 euros que se destinarán en su mayor parte al proyecto de redacción de la residencia de ancianos de Tullidi (19.940 euros) y el resto al arreglo de caminos como los de La Vega de las Mantegas, viales de Soyones, la capilla y en El Pedroso, otra tanda en La Robellada, Gamonéu y Benia así como el camino de la fuente de Demues o el arreglo de blandones en la carretera de Demues a Gamonéu, Pedrosu, entre otros.

En cuanto a los ingresos, se recaudarán 235.200 euros de impuestos directos, 25.000 de indirectos, 145.500 euros de tasas y precios públicos así como licencias urbanísticas y demás. En la participación de Tributos del Estado recibirá 144.000 euros, 53.000 euros del Fondo de Cooperación y 183.300 euros del Principado. Además, de otros 31.000 euros de fincas. Las tasas e impuestos locales siguen congeladas.