El Comercio

El PP frena la renovación del suministro de agua en Ribadesella

El PP frena la renovación del suministro de agua en Ribadesella
  • El contrato expira el 31 de diciembre y antes de esa fecha el Ayuntamiento debe dar una solución a esta situación

La renovación del contrato para la gestión del abastecimiento de agua potable al concejo de Ribadesella ha experimentado un frenazo del que aún es pronto para conocer sus consecuencias. El Partido Popular, único grupo que hasta ahora había respaldado al equipo de gobierno en este asunto, no lo hizo en el último pleno rechazando la propuesta de una nueva prórroga del actual contrato con Asturagua mientras se resuelve la licitación. Su portavoz Juan Manuel Blanco, considera que Foro Asturias ha incumplido los acuerdos alcanzados entre ambas formaciones. «Nosotros entendemos que las decisiones adoptadas en el seno de la mesa de contratación no van en consonancia con las que habíamos acordado en el pleno», afirmó.

El PP, con el respaldo de la concejala No Adscrita, pidió la retirada del asunto del orden del día. Como Foro no lo retiró, votaron en contra y la propuesta fue rechazada al no conseguir la mayoría absoluta necesaria para un asunto de este calibre. PSOE y Pueblu, que defendieron una vez más la remunicipalización del servicio, se abstuvieron. El PP reclamó una comisión informativa para reconducir un asunto que se enquistó cuando la mesa de contratación hizo caso omiso a los informes presentados por el técnico propuesto por los conservadores. «La sorpresa fue que el técnico nombrado por el equipo de Gobierno tomó el mando de la mesa y desacreditó al resto de asesores, hasta el punto que nuestro representante se fue de la reunión», explicó Juan Manuel Blanco.

Según el portavoz conservador, el contrato actual con Asturagua, tras la última prórroga, espira el 31 de diciembre. Eso quiere decir que antes de esa fecha debería resolverse la licitación o llegar a un acuerdo sobre una nueva ampliación de contrato. «Por nuestra parte no hay ningún problema en aprobar una nueva prórroga, pero hay que hablar y cumplir con lo acordado en un pleno. Una mesa de contratación no puede contravenir las decisiones de un órgano superior como el pleno», añadió Blanco. El PP seguirá defendiendo una gestión privada para el servicio del agua, una gestión indirecta, pero no piensa aprobar «ninguna adjudicación que pueda presentarnos dudas».

Angulas Delfa

Por otro lado, el Partido Popular fue el único grupo de la corporación que pidió hablar con los concesionarios antes de solicitarle al Principado el uso del suelo público portuario ocupado por la nave de Angulas Delfa. Pidió entablar conversaciones con ellos para elaborar un «calendario de salida» pactado y evitar que puedan hacer uso de sus «derechos de defensa y alargar la situación». La alcaldesa descartó esta opción, porque el Ayuntamiento no es el interlocutor válido. «Esto es cosa del concesionario y del Principado, aunque nosotros estamos interesados en recuperar para el concejo todo el suelo público portuario que aún sigue en manos privadas», añadió Fernández.

El pleno también aprobó el hermanamiento con Bueu, pero con mayoría simple, con los únicos votos de Foro y con críticas de toda la oposición a las formas con las que se está llevando a cabo esta cuestión. PSOE, Pueblu y PP lamentaron la escasa información recibida y que no se haya contado con ellos para ninguno de los actos hasta ahora programados. La alcaldesa afirmó que, de momento, «no se ha organizado ningún acto institucional, solo hemos dado primeros pasos a base de actividades de promoción turística, pero nunca actos oficiales», respondió Charo Fernández. Al final la propuesta de hermanamiento solo recibió el apoyo de los seis votos de Foro Asturias. Pueblu votó en contra y tanto PSOE, PP como la concejala No Adscrita se abstuvieron.

Las restricciones al tráfico que ayer jueves comenzaron en la plaza La Atalaya y calles adyacentes, también fueron objeto de comentarios en el último pleno. Pueblu pidió mejorar la señalización vertical de la zona para evitar el paso de las llamadas 'cafeteras' (vehículos sin carné). A su vez, esta formación cree que, de cara al verano, debería aprovechar un poco ese espacio habilitando alguna plaza de aparcamiento debidamente señalizada.

Pueblu también pidió mejorar la señalización en la salida de la estación de Autobuses a la carretera N-632 (Avenida de Palacio Valdés) y pavimentar adecuadamente la calle Dionisio Ruisánchez, recientemente levantada para cambiar y soterrar el alumbrado público. «La obra está prácticamente acabada y ya tiene baches. Se ha rematado de aquella manera», dijo Ricardo Cangas. El concejal de Obras, Enrique Gancedo, le recordó que la actuación está dentro de garantía y que desconoce los problemas estructurales señalados.