El Comercio

Miyares: «Ahora voy a tener más presencia que antes»

  • Enrique Riestra considera «surrealista» que «representantes de la nueva política decidan crear un partido sin presentarse a elecciones»

El concejal del Ayuntamiento de Llanes, Alfonso Miyares, aseguró ayer que «estoy en el limbo», aclarando que «no pertenezco a Vecinos por Llanes ni me han dado la resolución de ser no adscrito». En esta situación, espera indicaciones del Ayuntamiento de Llanes y, más concretamente, del alcalde para realizar el procedimiento administrativo que acarrea convertirse en concejal no adscrito. «Estoy a la espera de lo que me digan, me tiene que llegar una notificación de que ya no pertenezco al equipo de gobierno», dijo. Analizando su nueva situación, reconoció que «me tienen que incorporar ahora en todos los órganos y comisiones» por lo que «voy a tener más presencia que antes porque seré el único no adscrito de esta legislatura, hay que constituir ese grupo, y pasaré a incorporarme a la oposición». Miyares también cree que le sentarán al lado del PSOE en los plenos municipales y «me imagino que tendré siempre un turno de palabra en cada intervención».

Con estas dudas sobre su nuevo papel, Alfonso Miyares, que ayer fue a su despacho en el Ayuntamiento de Llanes, para «ir recogiendo mis archivos», espera poder reunirse hoy con Riestra.

El concejal reconoció también que «no he recibido ninguna notificación todavía de mi expulsión de Vecinos por Llanes y algo debería tener».

El alcalde, Enrique Riestra, acusó ayer al concejal del Ayuntamiento de Llanes, Alfonso Miyares, de «tránsfuga» y lo criticó por «retener hasta el extremo el acta de concejal». A través de un comunicado, el primer edil llanisco aseguró que «ya es sabido por todos que nuestras actas pertenecen a la agrupación vecinal Vecinos por Llanes. La Ley permite otras posibilidades, la nuestra no. El suyo no es el primer ni el único ejemplo de transfugismo, una posibilidad inimaginable en una agrupación como la nuestra».

Riestra criticó que «retener hasta ese extremo» el acta de concejal demuestra «que el único compromiso ético que tiene Alfonso (Miyares) es con él mismo». En este sentido, se refirió a la posibilidad que apunta Miyares a EL COMERCIO de fundar un nuevo partido o estructura organizativa vecinal. «Abrazarse ahora, como anuncia, a unas nuevas siglas o un partido político y ejercer la oposición con el acta de Vecinos por Llanes, sin haber pasado por las urnas, es cuando menos surrealista». Riestra ironizó así con que «representantes de la nueva política desvirtúen la decisión de la mayoría asamblearia y decidan crear un nuevo partido que, sin presentarse a las elecciones, tenga representatividad en el Ayuntamiento».

Riestra acusó a Miyares también de «deslealtad a un colectivo y a sus más de 1.400 votantes» y explicó que «las mentiras y medias verdades» de los últimos días le han llevado a «hablar en un momento duro para la agrupación». Riestra comentó que Miyares fue expulsado de Vecinos por Llanes por haber incumplido el Código Ético y los Estatutos, en cuya elaboración participó activamente, y que «por todos los medios se intentó una salida voluntaria». Para el alcalde, «no es suficiente» con las razones «de conciencia» que Miyares aludió para haber votado en contra del mandato de la Asamblea vecinal. «Por encima de todo estaba su compromiso y palabra», dijo señalando que «sin embargo, ha optado por escuchar otras voces, a otros entornos, que movidos por sus propios intereses pretenden utilizarlo como si se tratara de una marioneta».

«Forofismo»

Sobre las críticas de los simpatizantes de Miyares que aseguraron que la decisión de su expulsión estaba ya tomada, Riestra negó la mayor y comentó que «no es justo cuando acudieron algunas personas que no suelen venir y que, si lo hicieron fue, para mostrar su apoyo a Miyares». Para el primer edil, la actitud del concejal que pasará al grupo de no adscritos está «más cercana al forofismo que a la justicia» y manifestó que «se arroga el papel de víctima y a la vez de salvador cuando las únicas víctimas fueron las bases de Vecinos por Llanes cuando comprobaron atónitos como con su voto en contra, sus voces dejaban de tener valor».

Según Riestra, en este proceso se han mezclado varias cuestiones y subrayó que «el debate no eran los presupuestos». En este sentido, confesó que recibe «amenazas, acusaciones y coacciones» por votar a favor del presupuesto. Enrique Riestra concluyó con que «Miyares ha decidido su propio destino» al pasarse a los no adscritos y calificó la situación de «triste e incomprensible».