El Comercio

Ribadesella renovará el exterior de tres edificios públicos este año

El edificio de la Plaza de Abastos de Ribadesella.
El edificio de la Plaza de Abastos de Ribadesella. / JUAN LLACA
  • El Mercado de Abastos, el Albergue de Peregrinos y la Comisaría lucirán fachadas renovadas gracias a su aprobación por el programa regional

El Ayuntamiento riosellano prevé iniciar el año con un «lavado de cara» exterior en tres emblemáticos edificios públicos del concejo. El más destacado, por singularidad y ubicación, es la Plaza de Abastos, aunque los trabajos también se dirigirán hacia las fachadas del Albergue de Peregrinos -antigua escuela de San Esteban de Leces- y la Comisaría Municipal -antiguo edificio de Obras Públicas hoy sede de la Policía Local y Protección Civil-. Las tres actuaciones han quedado enmarcadas en el Programa Actívate subvencionado por el Gobierno del Principado de Asturias para la contratación de ocho parados de larga duración durante un período de seis meses.

Según destacó el concejal de Empleo, Pablo García, las intenciones del equipo de gobierno pasan por darle un «cambio de imagen» a la Plaza de Abastos, «saneando en todo lo posible su fachada para frenar su deterioro y dándole una buena mano de pintura». El inmueble ha sido remozado en su interior por el colectivo de personas que lo ha reconvertido en un parque 'indoor' para la práctica del skate, actividad que allí se desarrolla desde el mes de abril de 2016. En el Albergue de Peregrinos «se sacará la piedra todo lo que sea posible y se pintará el resto de la fachada, muy descascarillada por el paso del tiempo», aseguró García. La Comisaría también se pintará, «lo único que no pudimos hacer cuando se compró el edificio», añadió el concejal.

Taller de Empleo

En los próximos días se abrirá la convocatoria para que los interesados presenten sus solicitudes de cara a la selección final de los ocho desempleados que se contratarán a través del Programa Actívate. La idea es que pueda estar operativo en el mes de marzo. En este período, el Ayuntamiento de Ribadesella también espera conocer la resolución que permita poner en marcha un nuevo Taller de Empleo con el que seguir rehabilitando el patrimonio arquitectónico municipal. Este irá dirigido a la remodelación de la Escuela de Alea, «donde se habilitará una nueva techumbre y se procederá a la división de su interior» y al puesto de salvamento de la playa de Vega, «donde tenemos previsto cambiar toda su cubierta», desveló el concejal.

Recientemente se recibía otra subvención para la contratación de un joven en prácticas que quedará adscrito al registro municipal. «Habíamos pedido ayuda para tres, pero solo nos dieron una», reseñó Pablo García. Y para la segunda mitad del año se convocará el plan Ribadesella Emplea 2017, financiado con recursos municipales, para seguir ejecutando necesarias obras por el concejo. «Estas aún no se han concretado porque esperamos sacarlo para los meses de junio o julio con el fin de que estén trabajando durante los últimos seis meses del año», aseguró García.

El concejo de Ribadesella finalizó el año con 437 parados inscritos en las oficinas de empleo, dos menos que en el mes de noviembre y 41 menos que hace un año. El 2016 fue el mejor de los últimos siete años para el empleo en el municipio. El peor, el 2012 con 572 parados. 2010 y 2015 se habían cerrado con 478 desempleados y el resto de años con las siguientes cifras: 2011 (522), 2013 (539) y 2014 (557). Lejos quedan los buenos resultados de 2007, concluido con 275 parados o el 2009 con 399.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate