El Comercio

La caída de una roca dificulta el tráfico

La roca cortó un carril de la N-632 y dificultó el tráfico. :: J. G.
La roca cortó un carril de la N-632 y dificultó el tráfico. :: J. G.
  • El argayo se produjo entre la cantera del Tocote y el Bulevar y deja en evidencia la estabilidad de esa ladera

Una enorme roca, de más de media tonelada de peso, mantuvo semicortada la carretera nacional 632 a su paso por el concejo de Ribadesella en la tarde-noche de ayer durante cerca de dos horas. La roca se desprendió de la ladera del monte, del macizo de Ardines, hacia las siete y media de la tarde de ayer jueves y fue retirada por una pala poco antes de las 21.30 horas. La roca se detuvo en el carril derecho, dirección Gijón, sin causar daños colaterales ni a transeúntes ni vehículos. Mientras se mantuvo allí, la Guardia Civil, la Policía Local y Protección Civil estuvieron regulando el tráfico, dando paso alternativo a los automovilistas en ambas direcciones. El argayo se produjo entre la cantera del Tocote y el Bulevar y deja en evidencia la estabilidad de esa ladera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate