Los alcaldes del Oriente abordan con Sanidad las derivaciones médicas

El Hospital Francisco Grande Covián, en Arriondas, es la cabecera del Área Sanitaria VI.
El Hospital Francisco Grande Covián, en Arriondas, es la cabecera del Área Sanitaria VI. / SUSANA SAN MARTÍN
  • La directora general de Planificación Sanitaria está manteniendo reuniones con regidores para saber qué hospital es más accesible para los vecinos de cada concejo

Facilitar el acceso a determinadas pruebas diagnósticas e intervenciones que no pueden ser llevadas a cabo en el Hospital Francisco Grande Covián. Es algo que llevan reivindicando vecinos y ayuntamientos desde hace años y que motivó que la Consejería de Sanidad se pusiese manos a la obra organizando, a lo largo de este mes, encuentros con los regidores de los diferentes concejos para conocer cuáles son sus prioridades respecto a las derivaciones hospitalarias.

Se da respuesta así a la perenne crítica de quienes señalan a la compleja orografía de la comarca y a la difícil comunicación que existe mediante el transporte público entre las localidades del Oriente y Gijón, adonde son derivados de forma sistemática los pacientes con cabecera en el Hospital de Arriondas, como un serio problema. Un problema que afecta, sobre todo, a las personas de edad avanzada, quienes habitualmente carecen de vehículo propio y que tienen que salir de casa a veces varias horas antes de la cita que tienen programada en el Hospital de Cabueñes para poder llegar a tiempo.

Los representantes municipales ya hicieron saber su parecer al respecto en numerosas ocasiones a los responsables de Sanidad, la última durante una reunión que mantuvieron hace solo unos meses con el consejero del ramo, Francisco del Busto. Éste se comprometió a estudiar el tema y, de momento, está cumpliendo, pues ya el pasado viernes comenzaron los encuentros entre la directora general de Planificación Sanitaria, Concepción Saavedra, y los alcaldes de los concejos que componen la comarca oriental de Asturias.

Mientras los regidores de Parres y Piloña ya mantuvieron la consabida reunión la pasada semana, hoy será el turno de Peñamellera Alta, Peñamellera Baja y Cabrales y en las próximas semanas irán desfilando ante Saavedra. Se trata de «un asunto complicado», reconocen los propios alcaldes, quienes son conscientes de que «los intereses varían significativamente de uno concejos a otros debido a la ubicación de cada uno». Aún así, el responsable de Sanidad parece estar dispuesto a ofrecer derivaciones 'a la carta' para que cada paciente pueda acceder a los servicios sanitarios en las mejores condiciones posibles. La idea es que a finales de febrero Sanidad disponga ya de toda la información necesaria para comenzar a trabajar en marzo con las gerencias de Gijón y Oviedo de cara a organizar las posibles derivaciones del futuro.

«Contento no, lo siguiente»

En otro orden de cosas, los regidores de Ribadedeva, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja, Jesús Bordás, José Antonio Roque y José Manuel Fernández, se mostraron ayer encantados con el acuerdo de colaboración firmado el pasado miércoles por los gerentes del Servicio de Salud del Principado y del Servicio Cántabro de Salud, José Ramón Riera y Julián Pérez por el que los pacientes de estos tres concejos podrán ser atendidos en el Hospital Sierrallana de Torrelavega.

«Es una alegría ver que finalmente se consigue algo que llevábamos demandando desde tiempo prácticamente inmemorial», apuntó Bordás. «Si, como parece, la cosa va más allá de las urgencias y afecta también a la atención ambulatoria, el beneficio va a ser mucho y la asistencia sanitaria va a mejorar, así que estoy contento no, lo siguiente», agregó. Su homólogo de Peñamellera Alta destacó la importancia que este convenio tiene «sobre todo en el caso de accidentes y otras urgencias en los que acortar un poco el trayecto puede ser vital». Fernández, por su parte, también manifestó, a falta de conocer todos los detalles del acuerdo, su «satisfacción» por ver cómo culmina una lucha de «más de quince años».