La Nave Delfa en Ribadesella.
La Nave Delfa en Ribadesella. / E. C.

Ribadesella demolerá la Nave Delfa para ganar plazas de aparcamiento

  • Los trabajos tendrán un coste de 85.000 euros. El estacionamiento será solo de uso para residentes y tendrá capacidad para 102 vehículos

La Nave Delfa pasará a la historia más pronto que tarde, en cuanto la Consejería de Infraestructuras del Principado firme la autorización correspondiente para que el Ayuntamiento de Ribadesella pueda utilizar, como propios, los 1.600 metros cuadrados de suelo público portuario que ocupa en las inmediaciones del podio del Sella. Los grupos políticos municipales, reunidos este jueves en comisión informativa de Urbanismo, decidieron que lo mejor para la villa pasa por demoler la vieja estructura industrial, cocedero de angula y mariscos hasta el 31 de enero pasado. «Con ello se ganará en estética y funcionalidad», dijo la alcaldesa Charo Fernández.

La demolición costará alrededor de 85.000 euros, partida económica que tendrá que aprobarse en pleno para sacar adelante el proyecto. Pero conservar la nave para gestionar un aparcamiento bajocubierta «aún resultará mas caro debido a las medidas de seguridad y aislamiento necesarias, así como las instalaciones de agua e iluminación que requiere un equipamiento de esas características», añadió la regidora. Además, la última remodelación de espacios elaborada por el equipo técnico municipal para la zona ha elevado a 102 las plazas de aparcamiento que se ofrecerán en todo ese espacio después de la demolición de la nave. El número de estacionamientos sería muy inferior si se conserva.

Por otro lado, las intenciones del equipo de gobierno pasan por destinar todo ese espacio a uso exclusivo de residentes, «por lo que también se hace imprescindible seguir con el proyecto de construcción de un aparcamiento en altura en la sierra de Secundino Díaz si en verdad queremos solucionar el problema de aparcamientos», añadió Fernández. Para ese lugar, para el suelo de la antigua serrería, el equipo de gobierno presentó un nuevo proyecto de menor envergadura en el que no queda incluida la estación de autobuses.

Más de un millón de euros

«Un proyecto a construir con estructuras de hormigón, con una altura de 8,55 metros y con capacidad para 285 plazas de aparcamiento», adelantó la alcaldesa. Su coste también será muy inferior. Si el proyecto inicial rondaba los tres millones de euros, el nuevo presentado este jueves se situaría por debajo de la mitad. Es decir, por encima del millón de euros. «Una actuación que podría asumir y gestionar el propio Ayuntamiento como aparcamiento de pago, porque yo cada vez que voy a Oviedo o a cualquier otro sitio por pequeño que sea, siempre tengo que pagar por aparcar», añadió Charo Fernández.

Por su parte, el Partido Socialista anunció que seguirá adelante con su propuesta y que llevará a pleno una moción solicitando la elaboración de un estudio de implantación de un aparcamiento en altura en la cantera del Tocote, donde en la actualidad se ubican varias naves industriales y al menos una vivienda habitada. Según el PSOE se trata de un lugar «tremendamente deteriorado» en el que cualquier actuación servirá para mejorarlo. Sin embargo, tanto Foro Asturias como PP no lo ven viable por el alto nivel de protección que tiene la zona. El Tocote está afectado por Costas y por la carretera N-632. Forma parte del área de protección de la cueva prehistórica de Tito Bustillo, de la Red Natura 2000 y de la Zona de Especial Protección para las Aves comprendida entre las rías de Ribadesella y Tinamayor. «Así que este ayuntamiento no va a tirar ni un solo euro de los riosellanos en estudios de implantación de un proyecto que para nosotros es totalmente inviable», dijo Charo Fernández hace una semana.