El Comercio

Los empresarios piden mejoras en las carreteras y en las telecomunicaciones

Los empresarios reunidos ayer en San Juan de Beleño.
Los empresarios reunidos ayer en San Juan de Beleño. / JUAN LLACA

Representantes de las asociaciones de empresarios del Oriente se reunieron ayer en San Juan de Beleño para analizar los problemas a los que se enfrenta el sector turístico en la comarca de los Picos de Europa respecto a infraestructuras, carreteras y acceso a las comunicaciones y las nuevas tecnologías.

En esta tercera reunión que organiza el colectivo, quedó patente la preocupación de todos ellos por el estado de la N-634, la N-625 y la carretera de Los Lagos, así como por la ausencia de conexión a internet, e incluso de cobertura móvil, en diversos lugares de la zona rural de la comarca.

Toño Sánchez, presidente de Incatur, aseguró ayer tras este encuentro que «la Nacional 634 entre Soto de Dueñas y Arriondas sigue siendo un peligro, porque todavía hay desprendimientos» cerca del túnel que fue construido como galería antidesprendimientos después del gran argayo ocurrido en la zona en el año 2015. Además, añade, «es una carretera con mucho tráfico, por la que incluso pasa andando la gente que hace el camino hasta Covadonga a pie y puede haber una desgracia, ya que nadie está tomando las medidas oportunas» para poner fin a esta situación.

La N-625, la carretera de El Pontón, es otra de las reivindicaciones de los empresarios de la comarca después de que el Ministerio de Fomento no considerara prioritario arreglarla por tener baja densidad de tráfico. Toño Sánchez considera que esto «no es del todo cierto, ya que por ahí vienen muchas personas de la Meseta hacia Asturias y no vienen más porque la carretera está como está», asegura.

Mención a parte le merece la carretera de Los Lagos, que «estará en condiciones lamentables un año más, ya que la reparación prevista no se hará hasta después del verano, con un retraso muy importante, y una vez más subirán y bajarán por ella un montón de vehículos que pasarán por zonas en las que también se corre cierto peligro», lamenta. Y es que los empresarios consideran que estas situaciones «perjudican la imagen de la comarca y al turismo, al que hay que ofrecerle buenos servicios y buenas carreteras», agrega el presidente de Incatur.

Cobertura móvil

En un momento en el que el turismo rural está experimentando un notable crecimiento, los asistentes a la reunión de ayer mostraron también su preocupación «no solo porque en algunas zonas no haya cobertura para internet, sino que ni siquiera exista para hacer llamadas o avisar al 112», por lo que piden también la solución de este problema.

Todas estas reivindicaciones, junto a «la reclamación para que nos den una respuesta a la solicitud que presentamos acerca de la venta del salmón y a la que aún no hemos recibido respuesta desde noviembre», explica Toño Sánchez, serán presentadas en el Registro General del Principado «para que se nos escuche y se tengan en cuenta nuestras necesidades y las de las personas que nos visitan», concluyó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate