Colombres le echa un pulso al síndrome de Rett

Cerca de quinientos vecinos asistieron a la comida celebrada en Colombres.
Cerca de quinientos vecinos asistieron a la comida celebrada en Colombres. / NEL ACEBAL

Cerca de medio millar de personas se acercaron ayer hasta el polideportivo de Colombres (Ribadedeva) para participar en la sexta paella Rettando al síndrome de Rett, organizada por los familiares y allegados de la pequeña Julia, aquejada por una rara enfermedad que solo afecta a una de cada 10.000 niñas. Los vecinos de la pequeña, quien tiene sus raíces en la capital ribadedense, quisieron demostrar, una vez más, que están dispuestos a ganarle el pulso a la enfermedad a base de constancia y, sobre todo, apoyo incondicional a la familia, que ayer se mostraba exultante. «Es increíble recibir siempre tanto apoyo, increíble», reconocían los padres de Julia, Silvia Álvarez y Gonzalo Fernández.

Los asistentes disfrutaron de una gran paella acompañada por otros platos, bebidas y postre y después lo pasaron en grande con las exhibiciones de baile y música preparadas. Pero la gran estrella de la tarde, además de Julia, fue la tómbola, donde se sortearon infinidad de regalos como equipaciones deportivas, cuadros e, incluso, se subastó un abrigo donado por Paula Echevarría. Finalmente se recaudaron 6.850 euros que se dedicarán a investigaciones.