El Comercio

Coya, en Piloña, quiere ser Pueblo Ejemplar de Asturias

Decenas de vecinos disfrutaron de la comida de aniversario en la carpa instalada junto a la iglesia.
Decenas de vecinos disfrutaron de la comida de aniversario en la carpa instalada junto a la iglesia. / E. C.
  • Los vecinos, agrupados en torno a la asociación El Roblón, prometen «trabajar duramente» en los próximos meses para conseguirlo

Los vecinos de la localidad piloñesa de Coya, agrupados en la asociación El Roblón, trabajarán en los próximos meses para preparar la candidatura de la localidad al Premio Pueblo Ejemplar de Asturias. El colectivo cumplió un año estos días y su directiva decidió celebrar la fecha ofreciendo una gran comida a sus asociados. El entorno de la iglesia y de las antiguas escuelas, convertidas ahora en un centro social, instalaron una carpa donde se acomodaron los casi doscientos comensales para disfrutar de una deliciosa paella, postres, cafés y chupitos.

No faltó de nada, ni tan siquiera una gymkana para animar la tarde, y la música para mover el esqueleto. La bonanza de la meteorología puso el colofón para que todo fuese perfecto.

Además de los aspectos lúdicos de esta celebración, los organizadores también quisieron tener un momento de homenaje y recuerdo para uno de sus vecinos más ilustres y queridos, José Antonio Fernández Revuelta 'Toño el carteru', fallecido hace tan solo unos días.

Aunque hace tan solo un año que funciona esta nueva asociación, hasta la fecha su actividad ha sido frenética. Los miembros de la directiva, apoyados en la iniciativa de los socios, aprovechan al máximo la gran sede social, donde desarrollan todo tipo de celebraciones y ofrecen numerosos cursos y talleres.

La presidenta del colectivo, Mar Martino, se mostraba ayer muy satisfecha con estos primeros meses de andadura. «Tenemos una gran colaboración por parte de los asociados. Siempre echan una mano cuando hay que trabajar y recuperar algún elemento del pueblo», indicó.

La responsable de El Roblón destaca que en estos últimos meses se han desarrollado diferentes talleres, centrados en materias como inglés, informática, cocina, memoria o baile, entre otros conocimientos, «y lo mejor es que estamos contando con numerosos inscritos, suelen tener mucha participación, en algunos casos de más de veinte personas».

En este año de existencia, el colectivo también ha impulsado la celebración de mercadillos, durante el verano y el otoño, que contaron con el favor del público en cada una de las convocatorias.

En las horas previas a la celebración de esta comida, los responsables del colectivo se reunieron para acordar la presentación de la localidad al Premio Pueblo Ejemplar que concede la Fundación Princesa de Asturias. La intención es la de comenzar a recoger toda la información y documentación necesaria para poder contar con una candidatura completa y bien cimentada que dé garantías de llegar a la meta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate