El Comercio

«No somos unos mafiosos», dicen los ganaderos del Sueve

La prueba, a su paso por Ribadesella en la pasada edición.
La prueba, a su paso por Ribadesella en la pasada edición. / ACEBAL
  • La Junta Administrativa de los terrenos ya dio su permiso para celebrar la Bike Maratón y ahora la organización confía en que el Principado emita la autorización necesaria

«Queremos dejar claro que no somos ni unos extorsionadores ni unos mafiosos. Simplemente ejercemos nuestro derecho, como titulares del aprovechamiento de la Sierra del Sueve. No se puede insultar a la gente sin razón». Así de contundentes se mostraban ayer los responsables de la Junta Administrativa de los citados terrenos, a quienes los organizadores de la Bike Maratón Montes del Sella acusaron estos días de querer «chantajearles» al pedirles una indemnización por incluir sus tierras en el recorrido de la prueba.

Los ganaderos explicaron ayer a EL COMERCIO que su intención dista mucho de querer cobrar un peaje por el paso de los ciclistas por el Sueve. «Nosotros lo que exigimos es una indemnización por los daños que sufren los terrenos debido al paso de los participantes y el resto del equipo que conforma la maratón. No es lo mismo que pasen por allí dos bicicletas que mil, además de quads y otros vehículos de la organización», apuntaron. El dinero que les pidieron a los organizadores de la prueba, agregaron, no lo cobrarían ellos, sino el Principado. «Un 25% del total se destinaría a un fondo de mejoras de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales y el resto sería para cubrir los daños», explicaron.

Todo comenzó, relataron, cuando la junta recibió la solicitud para la prueba el pasado 17 de febrero. Sus 42 vocales se reunieron una semana después para decidir qué pasos seguir y se eligió la opción de cobrar una tasa de tres euros por ciclista. «Así se lo transmitimos a los organizadores dos o tres días después. Nos dijeron que no tenían el dinero, así que llegamos a un acuerdo de rebajar la cantidad hasta 500 euros y les dimos hasta el mediodía del 7 de marzo para hacer el pago», explicaron los ganaderos. Diez minutos antes de registrar el informe desfavorable que terminaría derivando en la denegación del permiso por parte del Principado, volvieron a ponerse en contacto con la organización, aseveraron. «Dijeron que no tenían el dinero, así que presentamos el informe y, qué casualidad, una hora y pico después el dinero apareció, como por arte de magia», indicaron.

Si la celebración de la prueba, el próximo 2 de abril, está ahora el peligro, insistieron, no es su culpa. De hecho, y como muestra de su «buena disposición», decidieron conceder finalmente su permiso a los organizadores, quienes se afanan ahora en tratar de llegar a un acuerdo con el Principado para aligerar los plazos y que dé tiempo a modificar el expediente antes de la cita.

«Lo hicimos por hacerles un favor, pero no nos parece de recibo que después de atravesar nuestros terrenos 'de babero' durante siete años ahora que queremos ejercer nuestro derecho, como hacemos con la fiesta del Asturcón o con el rodaje de anuncios, por ejemplo, monten este jaleo», señalaron los ganaderos. Durante una reunión mantenida ayer entre las partes se acordó que para próximos años se establecerá el pago de una indemnización.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate