El Comercio

Asociaciones solidarias con empuje en el Oriente

Las asociaciones se reúnen una vez al año en unos encuentros impulsados por el Centro de Voluntariado de El Prial.
Las asociaciones se reúnen una vez al año en unos encuentros impulsados por el Centro de Voluntariado de El Prial. / E. C.
  • Varios colectivos desarrollan una labor social muy destacada en favor de los necesitados en la comarca

El voluntariado, la solidaridad y las entidades de carácter social gozan de muy buena salud en la comarca oriental. Así se puso de manifiesto en el reciente encuentro celebrado en la localidad de Alles, en Peñamellera Alta, donde los diferentes colectivos tuvieron la oportunidad de dar luz verde a varios proyectos de interés que se harán realidad durante los próximos meses.

Desde el piloñés Centro de Voluntariado de El Prial, uno de los principales promotores de esta red de asociaciones, destacan de forma muy positiva lo acontecido en este encuentro. En opinión de sus responsables, la cita celebrada en el Aula de la Miel de la localidad peñamellerana superó a las celebradas anteriormente y «se ha acertado con las novedades introducidas, puesto que se ha facilitado la participación y la concesión de más premios a las diferentes entidades». De esta forma, hasta siete de estos colectivos salieron beneficiados.

Un total de diez asociaciones presentaron sus proyectos con el objetivo de lograr parte de la financiación necesaria para poder convertirlos en realidad. Las entidades presentes tuvieron la oportunidad de votar los proyectos expuestos en la sesión para propiciar que se beneficiasen de la cuantía económica obtenida gracias a aportaciones de El Prial, Coceder, Caja Rural, Principado de Asturias y los ayuntamientos de Piloña, las Peñamelleras y Ribadedeva.

Contra la soledad

De la decena de iniciativas que se presentaron fue la de la Asociación de Fibromialgia y Fatiga Crónica Juntos Podemos la que logró la mejor posición, con un proyecto denominado 'Ayuda psicológica para enfermos y familiares'. La iniciativa busca paliar los daños morales que esta afección provoca y para ello la entidad propone contar con ayuda de un psicólogo que oriente sus terapias de grupo, tratando de hacer más llevadero el proceso de una enfermedad que no dudan en calificar como «demoledora». Entre sus efectos están los dolores constantes en músculos y tejidos, las molestias abdominales y la pérdida de fuerza.

El colectivo Tertulias en Llanes se hizo con el segundo proyecto más respaldado por la red de asociaciones gracias a su interés en apoyarse en los voluntarios para que las personas mayores y discapacitadas no tengan que estar solos. Con 'Voluntarios contra la soledad' pretenden centrarse en personas que estén ingresadas en residencias e, incluso, en casos en los que su presencia sea necesaria en domicilios particulares. Lo importante es que nadie se quede sin compañía. Su actividad llegará próximamente a municipios como Colunga o Gijón.

En tercer lugar quedó la asociación El Patiu, de gran implantación entre los más jóvenes. Será otro de los colectivos que desarrolle una de sus iniciativas en estos próximos meses gracias a las ayudas solidarias. En este caso se centrarán en frenar el riesgo de exclusión en el que se pueden encontrar los jóvenes de entre cuatro y dieciocho años. Apoyándose en la metáfora del florecimiento de las «cotoyas», plantas espinosas de montaña, buscan incidir en chavales que no prestan atención en sus clases, cuentan con un perfil de absentismo a las mismas, pueden consumir drogas y pertenecer a familias desestructuradas. El Patiu busca con estas intervenciones, cubrir esas carencias educativas y tratar de atajar la formación de potenciales delincuentes. Para ello proyectan la equipación de un aula especial en Posada de Llanes.

Inclusión social

El último proyecto de los cuatro destacados corresponde a la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Asturias (Afesa). Se busca la inclusión social de personas con alguna enfermedad mental. El colectivo, con sede en Arriondas, se encuentra comprometido con la mejora de las condiciones y calidad de vida de estas personas, tratando de evitar los estigmas sociales.

Fueron cuatro proyectos destacados, pero las ideas de otros colectivos también tenían un gran mérito e importancia. Entre ellos no faltaba un campamento destinado a personas con necesidades especiales, un taller de alfabetización digital, la transformación del centro social de Carreña de Cabrales y un foro de teatro, entre otros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate