El Comercio

El acusado de intentar estrangular a una mujer en Llanes no recuerda lo sucedido

  • Su defensa pidió ayer su absolución al encontrarse bajo los efectos del alcohol, mientras que el abogado de la víctima solicita para el procesado 9 años y 11 meses de cárcel

El acusado de intentar matar a una mujer en Llanes en enero de 2016 asegura que no recuerda nada de lo sucedido y que no era consciente de los actos que estaba cometiendo. Así lo declaró ayer el procesado N. M. ante la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, donde se celebró el juicio por estos hechos ocurridos el 11 de enero de 2016.

Aquel día el procesado, que lleva en la cárcel de Villabona desde entonces, entró en las instalaciones de la empresa donde trabajaba la mujer a la que atacó. Según recoge el escrito de la Fiscalía, el acusado se dirigió por detrás a su víctima y la agarró por el cuello con fuerza con ambas manos. Cuando la mujer trató de huir la cogió del pelo y la zarandeó, haciendo que su víctima la mujer la cabeza con el mobiliario de la oficina y con un biombo de cristal para caer después al suelo. La agredida le ofreció dinero pero el procesado no lo cogió y le contestó que venía a matarla. A continuación la tiró al suelo y trató de estrangularla. No paró hasta que fue sorprendido por un compañero de la trabajadora, que fue quien avisó a la Guardia Civil.

La víctima, además de los tratamientos médicos para recuperarse de las heridas que sufrió en el cuero cabelludo, el cuello y varias partes más del cuerpo, sufrió también síntomas de asfixia. Ayer en el juicio la forense indicó que si el compañero de la víctima hubiese tardado unos minutos más en aparecer la mujer habría fallecido estrangulada, ya que en esos momentos no respiraba.

Jaime García Losa, abogado de la mujer, indicaba ayer que su clienta también precisó de tratamiento psicológico durante seis meses y que le han quedado una serie de «miedos» tras aquel suceso que con anterioridad no tenía. Han pedido para el acusado una pena de 9 años y 11 meses de cárcel (prácticamente el máximo previsto para un delito de intento de homicidio), además de la prohibición de que el agresor se acerque a menos de 500 metros de la víctima durante 15 años y que cuando salga de prisión la Guardia Civil supervise que no comete nuevos actos delictivos. También piden una indemnización de 10.500 euros. La Fiscalía solicita a su vez 9 años y medio de prisión para esta persona.

«Eximente completo»

Por su parte la defensa del acusado, ejercida por el abogado Víctor Ceferino Argüelles, indica que su cliente cuenta con un historial de consumo de alcohol y drogas y que, al menos, había bebido en abundancia cuando cometió estos hechos, de los que no recuerda nada. Por ello ha pedido que se tenga como «eximente completo» el consumo de estas sustancias para reducir su pena. Ha solicitado que se deje a su cliente en libertad o que, de lo contrario, se le condene a la menor pena prevista para este tipo de delitos, que es de 5 años de cárcel.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate