El Comercio

Seis empresas aspiran a demoler la Nave Delfa en Ribadesella

  • Las siete empresas incluyeron en sus propuestas penalizaciones económicas por día de retraso, pero una quedó descartada al ofertar penalizaciones inferiores a lo establecido en el pliego de cláusulas administrativas particulares

La demolición de la Nave Delfa está cada vez mas cerca. El 8 de mayo pasado finalizaba el plazo para la presentación de ofertas a la licitación realizada por el Ayuntamiento de Ribadesella y al final fueron nueve las empresas interesadas, aunque no todas pasaron el primero de los cortes. A la apertura de la oferta económica concurrieron siete con presupuestos comprendidos entre los 54.000 y 73.000 euros mas los correspondientes impuestos. El presupuesto base de licitación ascendía a 75.537 euros mas IVA.

Las siete empresas incluyeron en sus propuestas penalizaciones económicas por día de retraso, pero una quedó descartada al ofertar penalizaciones inferiores a lo establecido en el pliego de cláusulas administrativas particulares. Así las cosas, seis fueron las aspirantes que pasaron a la siguiente fase de mejora. Una de ellas decidió mantener su oferta inicial y cuatro realizaron «bajas desproporcionadas» o temerarias. Estas cuatro deben justificar la valoración de sus ofertas definitivas y precisar las condiciones en las que pretenden ejecutar los trabajos a lo largo de la jornada de hoy. Quienes no lo argumenten debidamente quedarán excluidos de un procedimiento de contratación que será resuelto a lo largo de la semana que viene.

La empresa que al final resulte adjudicataria del proyecto de demolición, movimiento de tierras, pavimentación y asfaltado de la parcela donde se asienta la Nave Delfa, deberá presentar y tramitar ante el Ministerio de Industria el plan de tratamiento de la cubierta de amianto (uralita). Son alrededor de 1.600 metros cuadrados de material contaminante para cuyo desmantelamiento deben seguirse una serie de protocolos de seguridad, salud e higiene debidamente regulados por el Real Decreto 396, del 31 de marzo de 2006. Esta tramitación podría retrasar el inicio de los trabajos.

Antes del 1 de agosto

Al Ayuntamiento de Ribadesella le gustaría tener concluidos todos los trabajos antes del 1 de agosto, pero todo apunta a que los plazos se le pueden echar encima. Para esa fecha quedan alrededor de 75 días. Esto quiere decir que la empresa adjudicataria debería contar con la autorización Ministerial antes del 15 de junio para iniciar las obras y acometer la demolición sin la más mínima demora. Una vez concluidos los trabajos, la villa ganará una enorme plaza de usos múltiples con capacidad para el estacionamiento de 102 vehículos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate