El Comercio

El centro de salud de Arriondas estrena pediatra este martes

  • Desde el centro de salud parragués aseguraron que no podrían confirmar cuándo se solucionaría el problema y animaron a los padres a entregar un formulario de reclamación para poder «tener algo en lo que apoyarse a la hora de reclamar»

El pediatra del centro de salud de Arriondas abandonó su plaza por motivos profesionales el pasado lunes. Según la Consejería de Sanidad, a partir del martes de la próxima semana ya estará cubierta la plaza, y «mientras tanto se quedó al cargo el especialista de Cangas de Onís, quien se desplazó hasta Arriondas» para cubrir las consultas previstas.

Sin embargo, algunos padres no han tardado en mostrar su descontento con la situación porque, aseguran, «no es la primera vez» que sucede esto. Según M. L. B., madre una niña de trece años, «el verano pasado el centro estuvo sin pediatra fijo y es importante alertar de esta situación para no exponerse a que vuelva a ocurrir lo mismo una vez más», explicó.

Desde el centro de salud parragués aseguraron que no podrían confirmar cuándo se solucionaría el problema y animaron a los padres a entregar un formulario de reclamación para poder «tener algo en lo que apoyarse a la hora de reclamar». M. L. B. desmiente la versión de la Consejería y asegura que «las consultas de esta semana para los menores de cinco años fueron aplazadas y se paralizaron las vacunas». Para el resto de consultas, les instaron a acudir al centro médico de Cangas de Onís y, si se trataba de un caso urgente, al Hospital Francisco Grande Covián. Además, se facilitó la posibilidad de acudir a una visita con el médico de cabecera.

No obstante estas medidas no consuelan a los afectados quienes aseguran que solo servirá para provocar un efecto cadena. «Si Arriondas se queda sin pediatra, repercute en los concejos vecinos y aunque nos deriven a Cangas de Onís, servirá de poco si allí no cuentan con refuerzo de personal porque se podría colapsar el servicio», señalan. M. L. B. insiste en que «este no es un problema del centro, sino de la Consejería», y asegura que «no es normal» tener a los niños «sin revisión y sin vacuna».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate