El Comercio

El instituto Avelina Cerra despide por todo lo alto a sus alumnos más veteranos

Los jóvenes exbachilleres del Avelina Cerra posan con sus mejores galas durante la graduación.
Los jóvenes exbachilleres del Avelina Cerra posan con sus mejores galas durante la graduación. / ACEBAL
  • Los jóvenes Daniel Velasco y Olga Posada fueron reconocidos con sendas matrículas de honor por sus buenas notas durante el curso

El instituto Avelina Cerra de Ribadesella cumplía esta semana con una de sus entrañables tradiciones: la Fiesta de Graduación. Este acontecimiento se repite año tras año con los alumnos de 2º de Bachillerato, aspirantes a convertirse en futuros universitarios, que se visten con sus mejores galas para la ocasión. Este año fueron treinta los estudiantes graduados. Una vez que tenían en sus manos sus correspondientes y merecidos diplomas, disfrutaron de un aperitivo en el mismo centro. Por la noche, la fiesta continúo en el Gran Hotel del Sella donde tuvo lugar la cena de graduación, amenizada por el Grupo Uno + Uno, que aportó la nota musical a la celebración.

Entre esta nueva remesa de futuros universitarios han destacado dos que obtuvieron Matrícula de Honor como nota de final de curso. Por un lado, Daniel Velasco que cursó el último año del Bachillerato Ciencias Sociales. Por otro, Olga Posada, del Científico y Tecnológico. Esta última, además, consiguió la mejor nota media del curso y fue la galardonada con el Premio Promesas Universitarias que incluía un ordenador portátil de obsequio por parte de la Fundación Ruisánchez.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate