El Comercio

El cañón del Sella volverá a ocupar su espacio en Arriondas a finales de mes

El cañón del Sella, el pasado verano.
El cañón del Sella, el pasado verano. / JUAN LLACA
  • Está siendo restaurado en el Pozo Sotón y la idea es volver a utilizarlo para dar la salida del Descenso, aunque este año ya no podrá ser por la compleja tramitación que requiere

El estruendo del cañón donado Juan Antonio Samaranch al Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella volverá a retumbar en Arriondas para marcar la salida de la multitudinaria prueba, pero no será este año. Es lo que se desprende de las declaraciones que realizaba ayer el alcalde parragués, Emilio García Longo, a EL COMERCIO. Eso sí, la pieza de artillería que desde hace décadas preside la plaza de Venancio Pando de la capital de Parres regresará a su puesto en «unos diez días». Y lo hará como nuevo tras pasar por las manos del equipo de técnicos de Hulleras del Norte S. A. (Hunosa) que lidera Pedro Sánchez y que desde principios del pasado marzo se afanan en 'resucitarlo'.

«Están a punto de finalizar la restauración, estos días dan los últimos retoques», explicaba García Longo, quien alababa el «excepcional trabajo» que están llevando a cabo los expertos, entre quienes se cuentan mecánicos, torneros, fresadores, carpinteros y entibadores. «Es gente muy profesional y lo están haciendo además con mucha ilusión y mucho cariño, lo que es de agradecer», agregó el regidor parragués, y aseguró que «está quedando muy bien».

La intención del Consistorio es que en un futuro el cañón vuelva a dar la salida del Descenso Internacional del Sella, pero para ello es preciso realizar una serie de complejos trámites, lo que hace prácticamente imposible que se pueda utilizar este próximo 5 de agosto. «El cañón ahora mismo está catalogado como una pieza ornamental histórica, no como un arma al uso. Con la restauración puede ser posible que llegue a disparar, pero, lógicamente, eso va a llevar una compleja tramitación en la que tienen que intervenir tanto Patrimonio Cultural como el Ministerio de Defensa para que cuando se utilice sea con todas las garantías de seguridad», explicó el alcalde de Parres.

Emilio García Longo recordó que «existen precedentes de incidentes con este tipo de objetos en los que hubo heridos y no queremos que algo similar suceda aquí. Por ese motivo vamos a ir por fases: primero vamos a terminar de restaurar el cañón y entonces iniciaremos la tramitación para asegurarnos de que si en un futuro se dispara, se hace tras haber superado todos los controles y pruebas pertinentes. No olvidemos que estamos hablando de un evento al que acude mucha gente», apostilló.

En los últimos meses, los técnicos de Hunosa se encargaron de sustituir la madera y las ruedas que conforman el carro sobre el que se asienta el cuerpo del cañón, pues al estar a la intemperie presentaban muy mal estado. Asimismo, pulieron la superficie de la pieza y la encapsularon por dentro «para que tenga la misma resistencia que la de un cañón recién salido de la fábrica de armas» y pueda volver a ser disparada en un futuro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate