El Comercio
Un momento del pregón, en Villamayor.
Un momento del pregón, en Villamayor. / E. CARBALLEIRA

Piloña disfruta del fin de semana con fútbol y folixa

  • La Deportiva Piloñesa sigue celebrando su centenario y Villamayor acoge sus fiestas del Corpus Christi

La Deportiva Piloñesa sigue adelante con las actividades conmemorativas de su centenario. Ayer fue el turno de la inauguración de la muestra que la Casa de Cultura Marqués de Vistalegre de Infiesto acoge durante estos días, y que contiene numerosas fotografías y documentos sobre el equipo recopilados a lo largo de los últimos meses con la colaboración de los vecinos. Tampoco faltan trofeos y carteles, que se exhiben en distintas vitrinas.

El acto de presentación constituyó un momento perfecto para establecer un encuentro entre exjugadores, exdirectivos y aficionados. Se recordaron momentos históricos de la escuadra nacida en 1917. No faltaron representantes del club, del Consistorio y de la Federación Asturiana de Fútbol, con su presidente, Maximino Martínez, a la cabeza. También intervino el jugador más veterano de los presentes, Miguel Seoane, quien defendió los colores de la Pilo en los años 40 y 50 del pasado siglo, y que se presentó con un buen puñado de anécdotas de aquellos tiempos.

El comienzo de la afición por este deporte en Piloña se remonta más allá del año 17. «De hecho, existen fotografías que datan de 1912 en las que ya se pueden contemplar partidos de fútbol que se disputaban en Infiesto», explicó Roque Rodríguez-Noriega, quien se ha encargado de la recopilación de datos e imágenes. «Se trata de fotos tomadas por Modesto Montoto en las que se comprueba que la afición por el fútbol ya existía, especialmente durante los veranos, aprovechando los momentos en que los jóvenes volvían a pasar las vacaciones».

El origen de la Piloñesa estuvo en otro equipo, el Penalty, que fue creado en Infiesto unos años antes. «Sin embargo, aquel equipo no cuajó y desapareció, dando paso a la formación de la Piloñesa, en 1917», explicó Roque. El equipo «siempre contó con una gran afición y el punto álgido estuvo entorno a la década de los 80, cuando militaba en la tercera división y llegó a disputar la Copa del Rey», señaló Rodríguez-Noriega quien destacó la colaboración vecinal a la hora de recopilar fotos.

No todas se van a poder contemplar en la exposición, «porque estamos trabajando igualmente en la preparación de un libro que también será muy gráfico y con muchas imágenes, así que la idea es que no se repitan demasiadas, que la exposición complete al libro». La publicación se convertirá en un álbum conmemorativo que se pondrá a disposición de los aficionados, para que también puedan disponer en sus casas de este auténtico pedazo de la historia piloñesa.

Hoy, más diversión

Por otro lado, la parroquia de Villamayor abrió ayer sus fiestas del Corpus Christi con el pregón que ofreció Marisa Sánchez Pérez y la presentación de la Reina de las Fiestas, Tatiana Piernes. El lanzamiento del Chupinazo, con el acompañamiento de la Banda de Gaites Sidrón, dio arranque oficial a los festejos, que contaron con la actuación de la cantante local, Candela Álvarez. Tampoco faltó la verbena amenizada por la orquesta Casting y un Dj. Desde la parroquia se quiso reconocer la labor realizada por Sabino José García, que acaba de completar el Camino de Santiago, partiendo de Villamayor, con el objetivo de reivindicar un albergue de peregrinos en la localidad.

La celebración continuará hoy, a partir de las 18 horas, con juegos infantiles y el reparto del bollu y la botella de vino. La segunda verbena contará con la orquesta Banda Norte.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate