El Comercio

«Es una dictadura», dicen los ocleros de la resolución que permite el arranque

La edil Marisa Elviro y el alcalde, Enrique Riestra, pasan por delante de la concentración convocada por los ocleros en Llanes.
La edil Marisa Elviro y el alcalde, Enrique Riestra, pasan por delante de la concentración convocada por los ocleros en Llanes. / NEL ACEBAL
  • Los recolectores de algas de arribazón celebraron una concentración en Llanes a la que acudieron el alcalde y los ediles Javier Ardines y Marisa Elviro

«Vamos a ir con todo para parar el arranque, como si tenemos que ir andando hasta Madrid igual que en su día hicieron los mineros». Así de rotundos se mostraban los recolectores de algas de arribazón llaniscos Ramón Gutiérrez, Nacho de la Fuente y David Fuente durante la concentración convocada por la asociación Ocleros del Oriente ayer al mediodía ante el Consistorio llanisco. El objetivo era mostrar su repulsa a la resolución de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales que permitirá, desde el próximo 3 de julio, arrancar algas de fondo, desde barcos y con ayuda de buzos, en las costas llanisca y ribadedense después de 29 años de restricciones.

A la protesta, además de numerosos vecinos y curiosos, se acercaron el alcalde de Llanes, Enrique Riestra, y los concejales Marisa Elviro y Javier Ardines. Todos ellos aportaron su rúbrica a las más de 2.000 que en las últimas semanas recogieron los ocleros para apoyar su petición de detener la permisión del arranque en la zona. En total, el colectivo entregó 2.182 firmas al regidor llanisco, quien reiteró su apoyo a «una actividad tradicional». Riestra se hizo asimismo una pregunta. «Si, como defienden desde el Principado, el arranque no va a causar perjuicio ni a los recolectores de arribazón ni a los campos de ocle, ¿por qué no avisaron hace quince o veinte años a los pescadores de que tenían ahí ese recurso desaprovechado y lo hacen este año?». Aseveró, asimismo, no tener «nada» contra los pescadores, y apuntó a que «en Llanes hay intereses políticos que buscan continuamente la confrontación».

El presidente de los ocleros, Juan Carlos González, se mostró más prudente que algunos de sus compañeros y no confirmó si tras la de ayer se van a convocar más movilizaciones. «La decisión la tomaremos en asamblea, yo solo soy un portavoz», manifestó. En un comunicado que él se encargó de leer en voz alta, el colectivo calificó la actitud del Principado en lo que al arranque de ocle se refiere de «dictadura pura y dura. Han publicado la resolución siguiendo una práctica arbitraria y dictatorial que se lleva por delante la información pública y nuestro derecho a alegar», criticaron, y lamentaron que se les «aboca», si pretenden defenderse de «este atropello, a los tribunales como única opción». Con la recolección de ocle, insistieron, «gana el concejo entero, pues hay movimiento de dinero y trabajo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate