El Comercio

Una hoguera de 3.500 kilos

Un año más, los vecinos de Balmori cumplían con el ancestral rito de la hoguera y plantaban un eucalipto de 3.500 kilos y 38 metros.
Un año más, los vecinos de Balmori cumplían con el ancestral rito de la hoguera y plantaban un eucalipto de 3.500 kilos y 38 metros. / N. A.
  • Los vecinos de Balmori plantaron un eucalipto de 38 metros en honor a San Juan

  • El descomunal árbol fue cortado en San Antolín y llegaba al pueblo sobre una plataforma arrastrada por los célebres bueyes 'Cachorro' y 'Galán'

Más de dos horas necesitaron en la tarde de ayer los vecinos de la localidad llanisca de Balmori para cumplir con el ancestral rito de la plantación de la hoguera de San Juan, un descomunal y rectilíneo eucalipto de 38 metros de largo y 3.500 kilos de peso.

Los lugareños se ponían en marcha a las ocho de la mañana y se trasladaban a terrenos del pueblo de Bricia para talar el árbol en las inmediaciones del monasterio de San Antolín. Una carroceta depositó el árbol en la localidad de Quintana y llegaba a Balmori sobre una plataforma de la que tiraban los bueyes 'Cachorro' y 'Galán', propiedad de Juan González 'El Marineru'.

En la grandiosa finca de La Corrada, conocida también como la 'Llosa de Rita Vallado', más de 130 vecinos que habían participado en el operativo se congregaban en torno a bien surtidas mesas para participar en un reparador almuerzo. Al precio de doce euros, dieron buena cuenta de un menú largo y estrecho, elaborado por Sindo Amieva, del que formaban parte paella y una parrillada de costillas, criollos y solomillo, así como arroz con leche de postre y también café.

A falta de pocos minutos para las siete de la tarde se iniciaba la plantación de la hoguera. De preparar los tornos en los que sujetar las cuerdas se encargó Pedro González, mientras que las voces corrían a cargo de César Fernández y Eloy González ejercía como coordinador. Dos horas más tarde, el eucalipto, con las banderas de España y Asturias en su cima, estaba en posición vertical.

A continuación, el grupo folclórico local, dirigido por Sara Díaz Inguanzo, ofreció un selecto festival de bailes tradicionales. Los críos interpretaron el Xiringüelu, el Quirosanu y la jota de Leitariegos y los mayores bailaban el Xiringüelu de Naves, las jotas de Cadavedo y el Cuera, el Trébole y el Pericote.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate