El Comercio

Avall solicita al TSJA la paralización de la extracción de ocle desde barcos en Llanes

  • Pero Avall solicita también una «medida cautelarísima» para que el TSJA paralice el arranque mientras decide si admite a trámite la denuncia del colectivo y se designa a esta asociación un abogado y un procurador de oficio

La resolución por la que se autoriza la extracción de ocle del fondo marinos desde barcos y con la ayuda de buzos en las costas de Llanes ha sido denunciada por la Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes (Avall) ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA). El colectivo vecinal ha presentado una demanda por la vía contencioso-administrativa con el fin de que la Justicia anule la decisión adoptada por la Dirección General de Pesca, según la cual los barcos volverán a poder recoger esta alga en aguas de Llanes, tras 30 años sin hacerlo, a partir del 3 de julio y hasta el 29 de septiembre, ambos inclusive.

Pero Avall solicita también una «medida cautelarísima» para que el TSJA paralice el arranque mientras decide si admite a trámite la denuncia del colectivo y se designa a esta asociación un abogado y un procurador de oficio. Esto puede tardar unos días, y dado que la resolución entra en vigor en apenas dos semanas, Avall teme que, de no atenderse la cautelarísima, los barcos comiencen a extraer ocle de las costas llaniscas antes de que el TSJA se pronuncie sobre su demanda.

Manifestación y firmas

El presidente de Avall, Domingo Goñi, insiste en el que en todo este procedimiento desde la Dirección General de Pesca no se ha respetado el trámite de la participación ciudadana y asegura que «tampoco se han realizado informes ambientales previos» a la emisión de la resolución. «Con fecha de 30 de mayo enviamos un escrito al director general de Pesca que no nos contestó, ni tampoco hemos tenido acceso al expediente correspondiente», afirma Goñi.

La demanda de Avall ante el TSJA se registra apenas unos días después de la manifestación celebrada el sábado en Llanes por los recolectores de algas de arribazón, el sector que, en principio, podría verse más perjudicado por la decisión del Principado de permitir la extracción de ocle desde barcos. Y es que los recolectores temen que la cantidad del denominado 'oro rojo' que llega a las playas se vea notablemente reducida si se permite el arranque de algas desde barcos y con buzos. Los ocleros han recogido más de 2.000 firmas de apoyo en las últimas semanas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate