Ácido, vinagre y sangre, la mezcla para intoxicar a sus compañeros en el hospital de Arriondas

Los laboratorios del hospital de Arriondas, el lugar donde la acusada introdujo ácido, vinagre y sangre en el agua de sus compañeros. / E. C.
Los laboratorios del hospital de Arriondas, el lugar donde la acusada introdujo ácido, vinagre y sangre en el agua de sus compañeros. / E. C.

La Fiscalía solicita 4 años de cárcel para la técnica de laboratorio del hospital acusada. La considera autora de dos delitos de lesiones y otros dos contra la integridad moral

TERRY BASTERRA ARRIONDAS.

Contaminó las botellas de agua de dos de sus compañeros en el laboratorio del Hospital del Oriente de Asturias durante varios meses con productos como ácido clorhídrico en cantidades nocivas para la salud humana. Estos son los hechos que achaca la Fiscalía del Principado de Asturias a C. N. C., de 45 años, y la persona que presuntamente trató de intoxicar a otros dos técnicos que trabajaban con ella en el laboratorio del Grande Covián. Por ello el Ministerio Público considera a esta mujer autora de dos delitos de lesiones, además de otros dos contra la integridad moral, y pide que se la condene a una pena de cuatro años de cárcel, así como al pago de una indemnización de 6.000 euros para cada una de las dos personas que fueron sus compañeros.

La Fiscalía ya ha trasladado su petición a las partes y ahora se está a la espera de que se fije la fecha para la celebración del juicio. El Ministerio Público indica en su escrito que la acusada utilizó una jeringuilla para introducir el ácido clorhídrico en las botellas de agua de sus compañeros. También les añadió otras sustancias como vinagre o sangre, aunque los análisis realizados en el Instituto Nacional de Toxicología no han podido determinar si era de origen humano o animal.

Estos hechos tuvieron lugar en 2015. Fueron sus propios compañeros, además de la Gerencia del Área Sanitaria VI, quienes denunciaron los hechos ante la Guardia Civil. Habían notado que el agua que bebían durante su trabajo tenía un sabor raro. También un cambio de comportamiento en su compañera, que se había vuelto anómalo.

Varias cámaras ocultas permitieron a la Guardia Civil grabar a la mujer manipulado las botellas de sus colegas de trabajo

Se especulaba entonces con que detrás de este cambio de actitud, y de su decisión de contaminar presuntamente el agua que bebían sus compañeros, estaba la designación de una de estas dos personas como coordinadora de laboratorio, puesto al que al parecer aspiraba la detenida.

La Policía Judicial de Llanes se hizo cargo de la investigación. Los agentes, en colaboración con la Gerencia, colocaron una serie de cámaras ocultas. Con los dispositivos se pudo grabar a la acusada manipulando las botellas de agua de sus dos compañeros, un hombre y una mujer. Diez de estos envases fueron enviados a Madrid para analizar qué sustancias era las que introducía C. N. C. en la bebida de sus víctimas. Por fortuna ninguna de ella se sintió suficientemente mal como para ser hospitalizada.

La Fiscalía sostiene que la acusada contaminó el agua de sus compañeros de manera reiterada, al menos, desde marzo de 2015 «con ánimo de atentar contra su integridad moral y personal».

Finalmente el 5 de octubre la mujer fue detenida y pasó a disposición judicial en Cangas de Onís, donde se negó a prestar declaración. Quedó en libertad con cargos.

Los agentes de la Policía Judicial de Llanes también pudieron constatar que la detenida había manipulado presuntamente los equipos y reactivos del laboratorio del hospital, algo de lo que se dieron cuenta las propias compañeras ya que coincidía que las variaciones anormales en estos equipos y materiales -que, en algunos casos, provocaban análisis con unos resultados erróneos- se daban coincidiendo con los turnos de trabajo de C. N. C.

En cuanto a los dos compañeros a los que la acusada suministró sustancias tóxicas, ambos sufrieron un cuadro de ansiedad que requirió de tratamiento médico para su curación. Ella necesitó 35 días para recuperarse, mientras que él precisó 28 jornadas.

Fotos

Vídeos