Acotadas al pastoreo 150 hectáreas de montes llaniscos y ponguetos

G. P. LLANES.

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha decretado el acotamiento al pastoreo de 150 hectáreas de monte situado en los concejos de Llanes y Ponga. La resolución se publicaba este mismo viernes en el Boletín Oficial del Principado (BOPA), donde se fija que en el caso del concejo llanisco esta medida activada tras los incendios de la pasada primavera se aplicará en parajes de la Sierra de Purón y la Sierra Plana de La Borbolla. En este último espacio son 45,35 hectáreas las acotadas, las correspondientes a Pie de la Sierra. En esta ubicación el fuego se remonta al 24 de abril de 2017, mientras que la delimitación en el otro enclave llanisco parte de otro incendio originado apenas cuatro días antes, el 20 de abril. Entonces ardieron en la cuesta de Purón 300 hectáreas en una jornada en la que se desataron distintos fuegos en el concejo, desde San Roque del Acebal hasta Vidiago, El Mazucu, la Cuesta de Parres, Torrevega o Nueva. Para la Sierra de Purón establece Desarrollo Rural un acotamiento de 99,38 las hectáreas.

Por su parte, en el concejo de Ponga las hectáreas afectadas son 4,66, situadas en el monte de La Huera y La Solana, en las inmediaciones del pueblo de Taranes. El incendio forestal tuvo lugar el 27 de febrero del pasado año.

En los tres casos el plazo de acotamiento al pastoreo es de diez años desde la fecha de extinción del fuego, si bien al cumplirse un año de dicha fecha el periodo puede ser revisado, bien de oficio o a instancia de parte. En Ponga está prevista la solicitud de revisión, explica la alcaldesa Marta Alonso; mientras que en Llanes el Ayuntamiento ya había presentado alegaciones a los dos expedientes durante el proceso por «los perjuicios que causa a la cabaña ganadera» el acotamiento y las «dificultades de desplazamiento de los animales» por afectar a caminos.

El pasado marzo, el Principado aprobó una modificación de la ley de Montes que suprime el acotamiento al pastoreo en zonas afectadas por incendios, siempre y cuando no incluya áreas de arbolado y de aprovechamiento maderero. La modificación, una propuesta del PP asturiano, llegó al Tribunal Constitucional, órgano que ha avalado el texto normativo, al entender que no entra en contradicción con la legislación existente a nivel nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos