«La adecuación municipal de un acceso a San Antolín es ilegal», dice la propiedad

La propiedad afea que los operarios cortasen una valla. / LLACA
La propiedad afea que los operarios cortasen una valla. / LLACA

Afea a la edil de Cultura que no le avisara de su proyecto e indica que las obras «afectan y lesionan bienes y derechos en una finca privada»

LUCÍA RAMOS LLANES.

Las obras que en los últimos días llevaron a cabo operarios del Ayuntamiento de Llanes para abrir un acceso a la iglesia de San Antolín de Bedón y al bosque de utilidad pública existente en las proximidades del río son «ilegales». Así lo afirma la propiedad de la finca 'Caserío de Bedón', sobre la que se asienta el templo en un escrito presentado ante el Consistorio llanisco el pasado jueves. Documento en el que se exige «el cese de unas obras que afectan y lesionan bienes y derechos en una finca privada».

En su escrito, el propietario apuntó que los operarios del Ayuntamiento «realizaron movimientos de tierras, desbroce y tala de árboles de mi propiedad, con invasión con resultado de daños en la misma». Un comportamiento que, recalcó, «resulta constitutivo de una infracción del ordenamiento jurídico por ilegal ocupación con vulneración del derecho de propiedad con resultado dañoso.

El titular, a través de su abogado, José Bembibre, recordaba ayer que «constan presentados ante el Consistorio llanisco varios escritos solicitando que se procediese a comunicar cualquier actuación que pudiera afectar o guardar relación con la finca». Algo que, afeó el letrado, la Concejalía de Cultura encabezada por Marisa Elviro «no ha realizado, de forma consciente y a sabiendas de los derechos que asisten a mi representado, ejecutando las obras sin previo aviso, de manera furtiva y con el propósito de impedir el control de su legalidad, incurriendo por tanto en vía de hecho». La jurisprudencia entiende por vía de hecho aquella situación producida por una actuación administrativa material que prescinde de manera plena del procedimiento establecido o se lleva a cabo por órgano manifiestamente incompetente.

«El acceso a la finca sigue cerrado y quien se lo salte podría meterse en problemas»

«La concejala tenía que haber dado trámite de audiencia a la propiedad y haber explicado qué es lo que quería hacer, cómo pretendía llevarlo a cabo y cómo podría afectar a la finca», explicó Bembibre. El abogado aseveró asimismo que, además del desbroce y tala de árboles propiedad de su representado, durante la ejecución de las citadas obras «cortaron la valla que discurre junto a la senda cicloturista, así como los petriles metálicos de la carretera que une Naves y Posada, lo que supone un verdadero peligro para quienes circulen por la zona». Bembibre también acusó a la edil de «engañar a la gente, pues dice que han abierto un acceso a la iglesia, pero es falso, desde la senda que desbrozaron hasta el templo hay al menos 500 metros y el paso a la finca, que forma un coto redondo y linda por todo su viento oeste con la carretera, sigue estando cerrado. Quien se lo salte podría meterse en problemas».

Por todo esto, desde la propiedad exigen «el cese inmediato de las actuaciones, que los servicios técnicos y jurídicos competentes procedan a comprobar la legalidad de las obras ejecutadas y que se informe de la cadena de mando del Ayuntamiento para la ejecución de las obras».

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos