Una administración de Ribadesella vende dos boletos del primer premio de la Lotería

G. P. RIBADESELLA.

La suerte volvió a caer ayer en Ribadesella. De la administración número 1 de la villa salieron dos boletos agraciados con el primer premio de la Lotería Nacional en el sorteo ordinario celebrado este sábado, con décimos a seis euros que tienen un premio de 60.000 cada uno antes de impuestos. En total, 120.000 euros que la administradora del despacho, Teresa Canal, sospecha que han recaído en un mismo afortunado. «Pensamos en alguien de la zona», explica. El número, el 58816, fue expedido por máquina.

El de ayer es el segundo premio en apenas cinco meses que vende esta emblemática administración riosellana, situada en la calle Gran Vía, 21 y desde hace más de medio siglo en manos de la familia de Teresa Canal, primero con su madre como administradora y desde hace dieciséis años con ella. En noviembre, cuenta, ya vendió un boleto de la Bonoloto agraciado con 133.000 euros. No son los únicos premios que han partido de Ribadesella en los últimos meses, pues hace quince días un despacho mixto del barrio de la playa vendía un Euromillones agraciado con un millón de euros. Además, en el sorteo extraordinario de Navidad, la cafetería Capri vendía un quinto premio, dotado con 60.000 euros.

En el sorteo de ayer, otras cuatro administraciones vendieron el primer premio: las de Castro Urdiales en Cantabria, Amurrio en Álava y dos puntos de venta de Fuente El Fresno, en Ciudad Real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos