Advierten de un aumento en los casos de animales desaparecidos en el Oriente

«Se trata, sobre todo, de cachorros de raza que se esfuman sin dejar rastro, así que pensamos que quizás son robos», indican desde Mundo Vivo

L. RAMOS LLANES.

En torno a las cuatro de la madrugada del pasado 26 de junio desaparecía la pequeña 'Flora', una caniche toy blanca de diez años que habitualmente reside en Oviedo pero en ese momento estaba en la localidad llanisca de Celorio al cuidado de un familiar. Dos meses después, tras cientos de carteles y fotografías compartidas en redes sociales y pese a la organización de un grupo de búsqueda días después de su desaparición, sigue sin haber rastro de 'Flora'. El de esta caniche es solo uno de los múltiples casos de mascotas desaparecidas vividos en la comarca durante los últimos meses.

Un incremento en este tipo de sucesos que para muchos comienza a ser «sospechoso». Hasta el punto de que la entidad protectora de animales llanisca Mundo Vivo lanzaba una advertencia en su página de Facebook hace algunas semanas en la que apuntaba a la posibilidad de que los animales desaparecidos puedan estar siendo, en realidad, robados. «Cuando una mascota desaparece por accidente suele ser por alguna causa como el miedo a los voladores y, además, lo habitual es que tras su marcha haya varios avistamientos en la zona. Sin embargo, desde hace un tiempo estamos recibiendo numerosos avisos de perros que desaparecen en fincas y jardines sin motivo aparente. Tampoco se vuelve a saber nada ellos, se esfuman, y por eso sospechamos, aunque no tenemos confirmación, que se puede tratar de sustracciones», explica el presidente de la ONG, Luis Bernardo.

Al de 'Flora' se suman otros muchos casos, como el de una pastora alemana en San Roque del Acebal (Llanes), un staffordshire terrier negro atigrado en Ribadesella y un cachorro de mastín negro en El Mazucu, entre otros. «Estamos hablando de perros de raza, cachorros y ejemplares grandes, lo que indica que podrían destinarse a cría o a 'sparring' para animales de pelea», indica el responsable de Mundo Vivo.

Luis Bernardo hace también algunas recomendaciones para que quienes residan en la comarca o estén pasando una temporada en la zona no tengan que pasar por el mal trago de perder a su mejor amigo. «Lo principal es tener mucho cuidado y tratar de tener a las mascotas siempre vigiladas. Es recomendable también no dejarlos solos en patios y jardines. Además, es fundamental que todos los perros estén chipados, de esta forma será más sencillo localizar a sus dueños si alguien los encuentra y, por supuesto, presentar denuncia», indica.

Fotos

Vídeos