De alcalde a juez del Descenso

Carlos Piélagos posa junto al monumento a los Vencedores del Sella, en Ribadesella.
Carlos Piélagos posa junto al monumento a los Vencedores del Sella, en Ribadesella. / NEL ACEBAL

El riosellano Carlos Piélagos ocupará la dirección técnica de la prueba internacional | Fue regidor de Ribadesella durante un corto periodo de tiempo y tiene gran experiencia en pruebas de río, travesías y maratones

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El 81 Descenso Internacional del Sella contará con un juez árbitro riosellano. La persona que este año se encargará de la dirección técnica de la prueba de piragüismo en río más importante del mundo será Carlos Piélagos, el que también fuera alcalde de Ribadesella durante un corto espacio de tiempo. Es la primera vez que un riosellano asume esta responsabilidad en ochenta y un años de historia, o al menos desde que en 1951 la prueba adquirió carácter internacional. «Alguna vez tenía que ser y me ha tocado a mí, una responsabilidad que asumo con mucha ilusión porque el Sella para mí es un sentimiento especial que llevo muy adentro», afirmó Piélagos.

Arbitro desde el año 2000, el nuevo juez del Descenso cuenta con sobrada experiencia en pruebas de río, travesías y maratones. De hecho, participó en los Campeonatos del Mundo de Maratón disputados en Zamora y Bañolas (Gerona) y ejerció como juez árbitro en los Campeonatos de España de Lugo y Tuy (Pontevedra), en la Copa España disputada en Boñar (León), en un selectivo de maratón celebrado en Trasona y en multitud de descensos de ríos. Como auxiliar recorrió toda España de norte a sur y de este a oeste. Una labor incansable que en 2010 fue reconocida por la Federación de Piragüismo del Principado de Asturias, concediéndole el premió al Mejor Árbitro en esa temporada. También fue distinguido, en dos ocasiones, por la Gala del Deporte de Ribadesella, municipio en el que ejerció como presidente de la Sociedad Cultural y Deportiva.

Su labor como juez árbitro de la presente edición comenzaba esta semana firmando los diplomas que se entregarán a todos los piragüistas que entren dentro del control y lo soliciten. Un documento acreditativo que este año contará con una novedad, ya que incluirá el puesto y el tiempo realizado. Esta semana ha iniciado los contactos con el departamento técnico del Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella (CODIS) para coordinarse con la empresa que se encargará del cronometraje y que también se estrena en el Sella. El jueves 3 de agosto, Piélagos dirigirá la contrarreloj que establecerá el orden de salida de los cabezas de serie y el sorteo del resto de participantes. También coordinará el reparto de dorsales y la reunión técnica con los clubes, y el sábado organizará y distribuirá a los veinte árbitros que le acompañarán en la prueba deportiva.

En cuanto al reglamento que rige la internacional competición, a día de hoy Carlos Piélagos solo cambiaría una cosa: la contrarreloj. «En lugar de hacerla en la ría del Sella, la trasladaría a un tramo concreto del río. De esta manera se evitaría la influencia de la marea en la crono y la picaresca de aquellos palistas que instalan un timón de pista para lograr mejor tiempo cuando, según el reglamento, es completamente obligatorio utilizar en la contrarreloj el mismo material que se llevará al descenso», explicaba ayer.

Una de las pruebas que Carlos Piélagos arbitró en alguna ocasión, la K4 Internacional Ría de Ribadesella, programada para el lunes 7 de agosto, podría desaparecer del calendario de este año. Según explicó, la Sociedad Cultural y Deportiva de Ribadesella se ha negado a colaborar en la organización después de su descalificación en el último Campeonato de España de Ríos y Travesías disputado en Pravia el pasado 10 de junio. «El presidente de la Federación asturiana me dijo que la K4 es competencia del CODIS y de La Cultural, así que si no la organizan desaparecerá de la Semana Internacional de Piragüismo. Si esto ocurre, aquí vamos a perder todos los riosellanos, porque estamos hablando de un espectáculo deportivo de primer orden», aseguró Piélagos, quien espera que el Ayuntamiento de Ribadesella tome cartas en el asunto.

Fotos

Vídeos