Los alcaldes de Picos alertan de la ausencia de fondos para el centenario

El pueblo de Cuñaba, en Peñamellera Baja, a los pies de los Picos de Europa. / NEL ACEBAL
El pueblo de Cuñaba, en Peñamellera Baja, a los pies de los Picos de Europa. / NEL ACEBAL

«Estamos a principios de año sin nada previsto», dicen los ayuntamientos, que piden más apoyo para acciones que repercutan en los habitantes

G. POMARADA / L. RAMOS CANGAS DE ONÍS.

El Parque Nacional de los Picos de Europa entra en el año de su centenario con más decepción que celebraciones. Al malestar arrastrado a lo largo de 2017 por los concejos con territorio en el espacio protegido, se suman las sombras sobre el programa de actos conmemorativos de la efeméride. En la última reunión del Patronato, celebrada el pasado 18 de diciembre en León, los alcaldes que acudieron al encuentro se encontraron con la revelación por parte de los gestores del Parque -entre ellos representantes del Principado, Cantabria y Castilla y León- de que no existe un presupuesto consignado para la celebración del centenario. «No tienen actos porque no hay financiación, el consejero de León nos dijo que dependería de la iniciativa privada», explica el alcalde de Peñamellera Alta, José Antonio Roque. La búsqueda de inversión en el sector privado para evitar tocar los 4,5 millones de presupuesto del Parque para este 2018 fue la máxima expuesta en la reunión de diciembre. En ese sentido, el director de Medio Natural de Cantabria, Antonio Lucio, anunciaba hace dos semanas que el centenario contaría «previsiblemente» con incentivos fiscales para las entidades colaboradoras.

No obstante, los alcaldes asturianos señalan que en la última reunión del Patronato pudieron saber que esa financiación privada «no se ha buscado». «No es lógico que habiendo tenido tiempo estemos a principios de año sin nada previsto», lamenta el alcalde de Cabrales, Francisco González. Dada la demora, los regidores de Picos señalan que la intención expresada en el Patronato fue la de extender los actos conmemorativos a 2019. «Los tres o cuatro meses que se retrase este año se trasladarán al próximo», comparten sobre la información proporcionada en la reunión. En dicho encuentro, los representantes de las entidades municipales tampoco recibieron ningún tipo de previsión acerca de los actos conmemorativos, si bien un par de días antes del cónclave el director de Medio Natural cántabro había expresado públicamente que «las tres comunidades y el Estado» estaban «coordinando y elaborando una serie de actos institucionales», en los que no descartaba la presencia de los Reyes «probablemente en las fechas aproximadas del centenario, en junio o julio».

Con anterioridad a la última reunión, «hace mes y medio», existió también «un borrador de actividades, casi todas en Cangas de Onís, de cosas que ya se hacen todos los años», señala el alcalde de Peñamellera Baja, José Manuel Fernández.

Gestión y daños del lobo

Ante la falta de previsión y los problemas de gestión que vienen denunciando desde hace años, los ayuntamientos de Picos encaran el centenario «con pocas ganas de celebrar nada». «La celebración coincide con un año conflictivo, lejos de mejorar las cosas vemos que no se está haciendo nada», indica el regidor de Peñamellera Baja. Los seis alcaldes cuyos municipios están integrados en el Parque Nacional coinciden en un mismo punto: el centenario debería priorizar la resolución de los problemas de los habitantes de Picos y sus áreas de influencia. «Menos actos para políticos y VIPs y más para la gente que vive en los pueblos», resume Félix Fernández, primer edil de Amieva.

El catálogo de necesidades de los concejos es tan extenso como prolongado en el tiempo. Una mejor gestión del espacio, inversión en infraestructuras y respuestas efectivas a los daños provocados por la fauna salvaje son los puntos en los que coinciden los alcaldes. El regidor de Cangas de Onís, José Manuel González Castro, reclama una mayor atención de cara a la efeméride a instalaciones como «el centro de visitantes o los baños», así como una ampliación de personal de limpieza y control. En la lista de anhelos cangueses figura también el estudio de viabilidad sobre el tren cremallera, proyecto recuperado a lo largo del pasado 2017. «Es la mejor alternativa de acceso al Parque», sostiene González Castro. Un tercer eje es la atención a los ganaderos, «los verdaderos valedores del espacio».

En Amieva urgen soluciones a los daños causados por el lobo, con actuaciones «rápidas» tras los ataques al ganado. El alcalde Félix Fernández señala, además, la necesidad de poner al concejo en el mapa de Picos. «No hay ninguna señalización que diga que Amieva también es del Parque», lamenta. Su propuesta pasa por «abrir casetas de información pública, cerradas aquí desde hace años», así como reparar la carretera de El Pontón e instalar miradores a lo largo de la ruta. En Cabrales, la obra «más factible» para el centenario es el soterramiento del alumbrado público y la telefonía de Sotres, construcción finalizada hace seis años a la que resta únicamente el canalizado de los cables. «Esperamos que Parques tenga un pequeño detalle y cubra un tercio del coste», señala Francisco González. La inversión total, que también depende del Principado y de las empresas privadas EdP y Telefónica, es de 300.000 euros. Otros puntos que requieren acondicionamiento son Tielve y Bulnes, donde solicita el arreglo del camino del funicular al pueblo «por la afluencia de visitantes». Respecto a la ganadería, el regidor pide que «no se especule con la economía» que da sustento al concejo. «Los problemas nos restan población, es muy importante que el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) se adapte a los tiempos y las necesidades actuales. Está bien mirar por el conservacionismo, pero también por los habitantes». El regidor cabraliego tiene hoy una reunión con el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, y representantes del Parque, en la que abordarán la problemática del concejo.

«Renta directa» ganadera

El documento regulador, que estará listo previsiblemente en 2018 tras trece años de espera, tampoco suscita esperanzas en Peñamellera Baja. «Hace diecinueve años fui a una reunión del Parque en la que se presentó un borrador, el mismo punto que se trató hace un mes», recuerda José Manuel Fernández.

Al igual que otros municipios que no cuentan con espacios de atracción turística al nivel de Covadonga o Los Lagos, Peñamellera Baja urge la promoción de nuevos polos. Una de sus prioridades es la puesta en valor del certamen del Queso y la Artesanía de los Picos de Europa. «Queremos que se establezca como referente». En cuanto a la ganadería, su apuesta pasa por una «renta directa» a los profesionales del sector. «Igual que en otros sectores reconvertidos como la banca o la minería, vamos a hacer aquí lo mismo», defiende Fernández.

En el vecino concejo de Peñamellera Alta, urgen que «todos los ayuntamientos tengan una ayuda mínima» del Parque. «Hay que invertir más en mejorar la vida de los habitantes», defiende José Antonio Roque.

Por su parte, en Onís la petición para este 2018 es tajante: abandonar del Parque Nacional de los Picos de Europa. «Solo queremos que nos dejen salir para funcionar como si no fuéramos Parque, para poder así arreglar instalaciones y generar riqueza», señala José Manuel Abeledo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos