Los alcaldes reclaman más empleo y servicios para frenar la baja natalidad

El número de niños en la comarca oriental se reduce cada año. /  NEL ACEBAL
El número de niños en la comarca oriental se reduce cada año. / NEL ACEBAL

Critican la falta de industria en la comarca y abogan por prestaciones de conciliación y nuevas tecnologías para fijar y atraer población

LAURA CASTRO LLANES.

Están preocupados por la tendencia a la baja que experimentan las solicitudes de plazas para primero de Infantil y por la relación directa que tienen estos datos con la baja natalidad que vive el Oriente de Asturias. Los alcaldes de la comarca apuntan al desempleo y la falta de servicios, en comparación con la zona central de la región, como principales motivos de este nuevo descenso en el número de niños.

«Si no damos oportunidades de trabajo a nuestros jóvenes, difícilmente se pueden plantear quedarse y mucho menos tener hijos», señala la riosellana Charo Fernández. Su equipo de gobierno se ha centrado en esta legislatura en buscar empresas que se implanten en el concejo, haciendo hincapié en la «promoción del polígono y reduciendo tasas e impuestos para que les resulte menos gravoso instalarse en Ribadesella». Unas reducciones fiscales que también estudia José Manuel Abeledo, alcalde de Onís. «Podríamos intentar no cobrar el IBI o la licencia a las familias que quieran comprarse una casa o construirla en nuestros concejos», plantea.

La comarca oriental de Asturias es una de las más favorecidas por el turismo en la región, llegando incluso a triplicar su población en localidades como Llanes, Cangas de Onís y Ribadesella durante la temporada estival. Una tendencia positiva, pero insuficiente, pues «los jóvenes no quieren empleos temporales, necesitan estabilidad», tal y como apunta Fernández.

Critican que todavía haya pueblos sin cobertura de internet y telefonía móvilAlgunos valoran la posibilidad de reducir impuestos para atraer empresas a la comarca

A pesar de que la escasez de empleo sea uno de los motivos principales en los que se justifica la baja natalidad, los regidores de la comarca apuntan también a la falta de servicios de calidad, en comparación con la zona central de Asturias. «Si queremos fijar población, debemos dotar a todos los concejos de prestaciones relacionadas, por ejemplo, con la conciliación de la vida laboral y familiar», indica el regidor de Parres, Emilio García. Una medida que también valora Abeledo, quien destaca la calidad de los servicios de Educación y Sanidad y critica que «a día de hoy es preocupante que haya pueblos sin internet y sin cobertura de telefonía móvil. Sin nuevas tecnologías poco vamos a poder hacer para atraer y fijar población».

No obstante, los regidores inciden en que «estos datos demográficos negativos no pueden ser una excusa para reducir servicios, sino todo lo contrario, pues el Oriente tiene futuro». Así lo asegura el alcalde llanisco, Enrique Riestra, quien considera que «el futuro de la zona rural pasa por crear empleo, mejorar las condiciones de vida y potenciar la cultura tradicional».

Por su parte, José Manuel González, el regidor de Cangas de Onís, apuesta por una renovación de la zona rural. «Las administraciones regional y estatal deben adaptar los pueblos a las necesidades del siglo XXI y mejorar sus infraestructuras y tecnologías para que sean lugares apetecibles donde vivir», defiende.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos