La alcaldesa exige ayudas para hacer frente a la limpieza de los arenales

J. G. RIBADESELLA.

La de la limpieza de las playas es otra de las batallas que Ribadesella afronta este año. Cogersa y Principado quieren que pase a manos de los ayuntamientos costeros, lo que obligaría al riosellano a consignar otra partida de 40.000 euros anuales. Por ese motivo, la regidora reclamó ayer una compensación económica. «Los municipios de montaña tienen unas ayudas, los municipios mineros otras y a los turísticos costeros nos están quitando lo poco que teníamos, pero seguimos dando servicios a 24.000 habitantes con los impuestos que pagan 6.000», lamentó.

En este sentido recordó que la playa de Santa Marina tiene que soportar la basura procedente del concejo de Ribadesella, pero también la del resto de municipios ribereños del Sella. «No es justo que ahora se nos obligue a limpiar la playa con nuestros únicos medios. De alguna manera nos tienen que compensar por esos gastos extra que vamos a tener», exigió la regidora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos