Alertan a un guarda de Picos a través de las redes

Una de las cabras que han aparecido muertas. :: E. C./
Una de las cabras que han aparecido muertas. :: E. C.

La escasez de horarios para presentar denuncia por los daños de fauna salvaje en Picos de Europa es una queja reiterada de los pastores que este martes una ganadería cabraliega tuvo que solucionar tirando de imaginación. Al encontrar una res muerta tras el cierre de Casa Dago y siendo ayer fiesta local en Cangas, lanzaron un mensaje en una red social al guarda con el fin de que se acercase a comprobar la posible muerte a causa del ataque de la fauna salvaje. El profesional vio el mensaje y así lo hizo. «Está 24 horas y no tenemos forma de llamarlo, estamos abandonados», afean a las administraciones desde la Ganadería Cambureru. Desde mayo, dicen, han registrado las bajas de una decena de reses de día y «al lado» de su cabaña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos