Allende pide que no se enfrente a los ganaderos de Piloña con los de Ponga

Sobre el conflicto por el prindaje de unos caballos piloñeses en el concejo vecino se remite a la sentencia judicial

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

El Ayuntamiento de Piloña rechazó ayer polemizar con los ganaderos de Ponga entorno al asunto de los prindajes que se han llevado a cabo en este concejo, especialmente tras la dura nota hecha pública por la junta ganadera de Cazu. En este escrito aseguran que «no existe ningún acuerdo para que los pastos comunales de Ponga sean compartidos con Piloña».

Los ganaderos ponguetos también pedían al alcalde de Piloña, Iván Allende, que mostrase la documentación de este acuerdo, ya que ellos eran desconocedores del mismo.

Iván Allende se remitió ayer a la sentencia judicial que en las últimas semanas ha dado la razón a una ganadera piloñesa a la que se le habían prindado dos reses.

«Desde el Ayuntamiento de Piloña nos remitimos a la sentencia, que es clara», señaló el regidor de Piloña, mostrándose además partidario de que los políticos, «y en este caso los ayuntamientos estamos para gestionar de la mejor manera los recursos públicos y para resolver problemas, no para enfrentar a vecinos».

En la primavera de 2016

El juzgado de lo contencioso número 4 de Oviedo decidió anular recientemente la sanción impuesta a una ganadera piloñesa a la que Ponga había prindado una yegua y un potro, obligando a la administración a que también devuelva los intereses correspondientes.

Los hechos tuvieron lugar a comienzos de la primavera de 2016, cuando el Ayuntamiento de Ponga comenzó a prindar ganado caballar que pastaba en los límites del concejo de Ponga con Piloña. En la sentencia, el juez da especial importancia al acuerdo esgrimido desde el concejo piloñés, en vigor desde hace más de 50 años, para pastar conjuntamente las zonas limítrofes de ambos concejos.

Fotos

Vídeos