Se alquila casa inexistente en Llanes

Juan José Sánchez y ManuelaBomio. / E. C.

Una pareja, estafada tras contratar por internet una vivienda vacacional

LUCÍA RAMOS LLANES.

Encontraron la que creían que era la casa de sus sueños para disfrutar unos días de la tierra donde tienen sus orígenes y casi se quedan sin vacaciones. A principios del pasado mes de mayo, Juan José Sánchez y su pareja, Manuela Bomio, residentes en Suiza desde hace más de cuarenta años, se pusieron a buscar una casa rural para pasar unos días de la segunda quincena de agosto en el concejo de Llanes. Él desciende de la localidad de Vidiago, de donde eran oriundas su madre y abuelos, y desde hace años vienen todos los veranos, así como algún que otro invierno, a disfrutar de la tierrina. «Habitualmente solemos alojarnos en hoteles, pero en esta ocasión queríamos llevarnos a nuestros perros, así que emprendimos la búsqueda de una casa que permitiese la estancia con mascotas», explican los afectados. No se imaginaban cómo iba a terminar la historia.

«Encontramos una bonita vivienda que, según rezaba el anuncio, estaba ubicada en el pueblo de La Pereda. Por las fotos se veía que era espaciosa y permitía animales, así que cubría todas nuestras necesidades», relata Juan José. Inmediatamente, la pareja se puso en contacto con el presunto propietario del inmueble manifestándole su interés y solicitando más información. Éste contestó rápidamente, confirmando que la vivienda estaba disponible para las fechas que le indicaban por un precio de 345 euros los diez días. «Al principio nos pareció un poco raro, demasiado barato, pero el hombre resultaba creíble, así que ingresamos la señal exigida en la cuenta que nos facilitó», indica Juan José. Fueron 145 euros los que pagó la pareja para realizar la reserva.

En los correos que intercambiaron ambas partes y a los que tuvo acceso ELCOMERCIO, el presunto dueño de la casa presionó a los afectados para que realizasen el ingreso con prontitud. «La gente me está preguntando por sus fechas. Yo de momento se la tengo guardada a ustedes a la espera de recibir la señal. ¿Sabe más o menos cuando la va a realizar? Para estar pendiente y confirmarle que ha llegado bien y tener la reserva en firme», escribió en uno de los siete mensajes que llegó a enviar en un mismo día a la pareja.

El presunto estafador selecciona fotos de diferentes viviendas para crear una casa imaginaria a su antojo. / E. C.

«Realizamos el pago, nos confirmó que había llegado y nos conminó a llamarle cuando llegásemos a la estación de tren de Llanes, adonde iría a buscarnos para llevarnos hasta la casa», explican los afectados. Este detalle también les llamó la atención, pero se olvidaron del tema durante casi dos meses hasta que hace apenas unos días intentaron ponerse en contacto de nuevo con el anunciante para tratar de adelantar la hora de llegada. «Le llamamos una y otra vez y no hubo forma y tampoco respondía a nuestros mensajes, así que decidimos preguntar a varios de nuestros amigos llaniscos a ver si alguno lo conocía o sabía dónde estaba la casa», rememoran.

Numerosos afectados

Fue entonces cuando se descubrió el pastel: nadie conocía al hombre. Al menos, no en persona, pues sí que habían oído hablar de él, cuando otros afectados se presentaban en el lugar preguntando por él y por una casa que, en realidad, no existe, sino que es un ‘collage’ de muchas diferentes. «Lo publicamos en redes sociales y en seguida recibimos un aluvión de comentarios explicándonos que hay muchas más víctimas y que actúa por toda España. Al parecer, tiene decenas de demandas», explica Juan José. Ellos, por su parte, van a esperar a estar en España para presentar la oportuna denuncia, pues si una cosa tienen clara es que no van a renunciar a su cita anual con Asturias. «Estamos buscando un nuevo alojamiento, pues las fiestas de Vidiago no nos las perdemos por nada del mundo», aseveran.

Fotos

Vídeos