Un nuevo alud corta la carretera de Sotres

Un nuevo alud corta la carretera de Sotres

Seis vehículos se vieron atrapados durante más de dos horas en la vía de acceso a la localidad cabraliega

GLORIA POMARADA

La carretera AS-264 que da acceso a la localidad cabraliega de Sotres ha vuelto a ser este mediodía escenario de un desprendimiento de nieve. Un total de seis vehículos permanecieron atrapados hasta pasadas las dos de la tarde, cuando emprendieron la vuelta hacia el pueblo dado «el peligro» de permanecer en la zona a la espera de la quitanieves, explican los afectados. Según fuentes vecinales, tras dar aviso del incidente fueron informados de que no será hasta «las seis o las siete de la tarde» cuando la maquinaria pueda acercarse a la zona para retirar el nevero. «Hubo gente que no pudo bajar al médico y tenían que ir a quitar puntos», lamentan. En el desprendimiento se vieron también atrapados ganaderos que tuvieron que completar el camino a pie para atender a sus rebaños.

El alud se produjo en torno a las 11.30 horas en uno de los puntos negros de la vía, en la zona conocida como La Correntía. Ese es precisamente el enclave donde los vecinos tienen identificado el nevero «más rápido y peligroso». En el temporal de principios de febrero, una decena de personas ya quedaron atrapadas durante más de seis horas en la misma zona por el desprendimiento de hasta nueve aludes. Muchos de esos puntos coinciden con las zonas donde el Principado tiene previsto instalar las viseras antialudes, un proyecto que estará listo de cara al próximo invierno, según aseguraron desde Infraestructuras el pasado mes, una vez aprobado el estudio medioambiental.

Tras la tregua de las últimas semanas, Sotres amanecía hoy bajo ochenta centímetros de espesor. A pesar de que la nieve comenzó a caer el sábado, fue la pasada noche cuando se registró la mayor nevada. Los vecinos explican que se trata de nieve en polvo mezclada con granizo y cuya acumulación se ve favorecida por el viento, lo que dificulta los desplazamientos tanto a pie como en vehículo. De hecho, añaden, a primera hora de la mañana la máquina quitanieves se vio con dificultades para abrir el acceso por la AS-264. Ese mismo vial también permanece cerrado entre Sotres y el límite con Cantabria.

En Ponga, la maquinaria también trabaja en la apertura de los accesos a los pueblos. En la capital, San Juan de Beleño, la nieve acumulada en las últimas horas alcanza los 15 centímetros, espesor que llega a los 60 centímetros en localidades como Viego. En el municipio es necesaria la circulación con cadenas por cinco carreteras: la de Sobrefoz, Abiegos, Carangas, San Ignacio y los accesos a Beleño. Por su parte, en el vecino concejo de Cangas de Onís la carretera a Los Lagos permanece cerrada al tráfico.

En otros puntos situados en cotas más bajas de la comarca las incidencias van aparejadas al granizo y a la intensa tormenta eléctrica, registrada entre la medianoche y bien entrada la madrugada. En la localidad llanisca de Pancar, los vecinos señalan a los rayos como responsables de la avería en las barreras del paso a nivel. «Cada vez que hay tormenta nos quedamos sin paso a nivel, las barreras estuvieron levantadas toda la noche», explica la alcaldesa de barrio, Pilar Díaz. Tras dar aviso a Adif, indica, los operarios trabajan ya en la reparación del elemento de seguridad. «No es la solución que vengan a arreglarlo cada vez que se estropea», señala. «Un día va a pasar algo, hoy el bus escolar pasó a las 7.40 horas con la avería. Los vecinos tienen miedo», denuncia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos