Los animales ya tienen hospital

Dos especialistas realizan una ecografía a uno de sus peludos pacientes.
Dos especialistas realizan una ecografía a uno de sus peludos pacientes. / Nel Acebal

Ribadesella acoge el primer centro hospitalario para mascotas del Oriente | Los pacientes estarán atendidos las 24 horas, todos los días del año, por un veterinario

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El Oriente asturiano ya tiene hospital para sus mascotas. El centro veterinario de Ribadesella, que desde hace un cuarto de siglo regentan los hermanos Esteban y David Iglesias, ha decidido convertirse en hospital. Es decir, el pasado lunes daban un paso más en su actividad profesional, incorporando el servicio de hospitalización con veterinario presencial las 24 horas del día durante los 365 días del año, «salvo aquellas jornadas especiales de Navidad, Fin de Año y Piraguas, en las que contaremos con servicio de urgencias, pero no será presencial a no ser que haya hospitalizados», explicó Esteban Iglesias. Se convierten así en el único hospital veterinario existente entre Gijón y Torrelavega.

Cuando los hermanos Iglesias decidieron hace tres años trasladar su clínica del casco antiguo de Ribadesella a la avenida Palacio Valdés de esta villa, lo hicieron pensando en este plan de futuro. Recientemente se han mejorado las instalaciones, agregando zonas de hospitalización individualizadas y se ha ampliado la plantilla con la incorporación de tres nuevos veterinarios hasta contar con trece profesionales y cuatro trabajadores más. «Una plantilla que nos permite hacer un sistema rotatorio y mantener unos turnos que no te maten trabajando», añadió Esteban Iglesias.

Su hermano David y otros tres profesionales se encargan de la extensión de grandes animales, cubriendo la sanidad animal en ganaderías de Asturias y Cantabria. El resto del equipo atiende a las mascotas que se pasan por el centro. Éste cuenta desde el lunes con una zona de hospitalización en la que hay cabida para ocho perros y tres gatos en compartimentos totalmente independientes. Hasta las salas de espera de unos y otros están separadas «para conseguir que los animales estén mucho más tranquilos y sean más dóciles a la hora de ser atendidos». A partir de ahí, el servicio continuado de 24 horas «nos permite tener una vigilancia mucho más intensiva de los animales, reduciendo la posibilidad de error y aportando un salto de calidad importante».

«Tenemos especialistas en dermatología, cardiología, oftalmología y traumatología»

A pesar de los cambios y mejoras introducidas, los hermanos Iglesias han decidido mantener la política de precios e incluso bajar algunos costes, «porque queremos que la gente no tenga miedo económicamente al veterinario». Cuentan además con diferentes especialidades, ya que cada uno de los profesionales que aquí trabajan «ha decidido apostar por la rama que más le gusta». Desde dermatología hasta cirugía interna, pasando por cardiología, oftalmología o traumatología, entre otras muchas. IVET Centro Veterinario ya tiene hospital en Ribadesella y mantiene abierta su clínica en Posada de Llanes.

Fotos

Vídeos