Animales del Oriente pide donaciones para alimentar a los perros acogidos

«Estamos sobrepasados por todos los abandonos que se producen», indican desde este colectivo con sede en Piloña

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

La asociación Animales del Oriente ha solicitado públicamente donaciones de pienso a los simpatizantes de la causa animalista, para poder seguir prestando su labor diaria de cuidado de los muchos perros que siguen siendo abandonados en la zona. Los responsables del colectivo destacan la buena y rápida respuesta que estos llamamientos tienen entre el público, que responde con la compra de sacos de comida o bien donaciones a través de la web Feedingpets.

El colectivo recuerda además que las donaciones económicas son fundamentales para cubrir los gastos veterinarios que precisan estos animales, en muchas ocasiones abandonados con problemas graves de salud. El pasado año, estos gastos supusieron al colectivo unos 18.000 euros.

Los responsables del colectivo, Pedro Valle y Marcial González, también quisieron agradecer ayer a los colaboradores y simpatizantes de la causa, su apoyo durante la Romería de Animales, desarrollada a finales del pasado mes de agosto. Pese a que el evento no gozó de buen tiempo, desde la asociación se confirmó que económicamente «fue una de las más importantes para nosotros, la gente se portó muy bien», señaló Marcial. Por vez primera en el evento, los organizadores cocinaron dos paellas que vendieron en raciones para obtener fondos, «agotándose completamente».

En el evento se presentaron algunos de los perros que se encuentran acogidos por el colectivo, tratando de buscarles un nuevo hogar. Gracias a esta presentación, «siempre se establece algún contacto y podemos encontrarles nuevos hogares, es una buena ocasión», comentó Valle.

Ahora el colectivo se encuentra a la espera de que se puedan ir finalizando las obras de construcción de sus nuevas instalaciones, en unos terrenos cedidos por el Consistorio, que permitirán a los perros disfrutar de unas condiciones mucho mejores que las que ofrecen actualmente unas pequeñas jaulas situadas en Infiesto. Aunque los trabajos han avanzado en los últimos meses, ahora se encuentran parados y a la espera de que los trabajadores municipales puedan llevar a buen término la fase final.

«Estamos sobrepasados por todos los abandonos que se producen y las jaulas están llenas, así como los hogares de acogida», explicaron los responsables de Animales del Oriente, confiados en que, tras las fiestas de Santa Teresa, el Consistorio pueda liberar efectivos para desarrollar estos trabajos.

Fotos

Vídeos