100 años de fútbol en Llanes

Jugadores de Nueva, que en los años 20 del pasado siglo recogieron la semilla de los irlandeses. / E. C.

Los británicos, estudiaban en Salamanca y llegaron por iniciativa de Miss Brigitte Franklin, institutriz de los hijos del Conde de la Vega del SellaSe cumple un siglo del primer partido entre llaniscos e irlandeses, en Nueva

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

El verano de 1917, del que ahora se cumplen cien años, significó el nacimiento del fútbol en la comarca oriental, un deporte aficionado que en la actualidad representa un monstruo económico al mover miles de millones de euros y de aficionados en todo el mundo. Por aquel entonces al juego se le llamaba foot-ball y llegaba a Infiesto, Llanes, Ribadesella y Cangas de Onís de la mano de estudiantes universitarios y veraneantes. Mañana se presenta en Infiesto un libro que recoge los cien años del fútbol en Piloña y ayer, 5 de agosto de 2017, se cumplía un siglo del primer partido que disputó el Llanes F. C.

La historia del fútbol en Llanes, mínimamente organizado, comienza en la tarde del 5 de agosto de 1917 en el campo de Covañegra, en Nueva de Llanes. Aquel día, con motivo de la fiesta en honor a la Virgen del Henar, los llaniscos se enfrentaban a los alumnos del Colegio de Nobles Irlandeses de Salamanca y caían derrotados por tres goles a cero. Los irlandeses, aspirantes a sacerdote en la Universidad de Salamanca, que años más tarde compraban la Casona de Verines, en Pendueles, habían llegado a pasar el verano en Nueva y se presentaron en la estación del ferrocarril el 23 de junio. Acudieron por iniciativa de Miss Brigitte Franklin, institutriz irlandesa de los hijos del conde de la Vega del Sella y entre el voluminoso equipaje traían dos balones de reglamento. Se hospedaron en el chalet de Josefa Aritzi, tía de la popular María Monasterio, en el edificio que hoy forma parte de la rectoral.

Todas las tardes se jugaban partidos de fútbol en la grandiosa finca del palacio del Conde de la Vega del Sella y la fiebre futbolística prendía entre los jóvenes de Nueva, Cardoso y Hontoria. El 22 de julio, los irlandeses jugaron en Ribadesella y en el semanario El Oriente de Asturias se cuenta que «vecinos de Nueva, principalmente jóvenes, acudieron a Ribadesella acompañando a los irlandeses que en partido de fútbol vencían, con gran ventaja, al equipo representativo de la villa».

Unos días más tarde, el mismo medio de comunicación recogía que «rápidamente, los llaniscos formulan una invitación para competir con los irlandeses, ya que desean ensayarse frente a los expertos y aguerridos jugadores». El partido, que se jugaba hace exactamente un siglo, fue arbitrado por Manuel Victorero, años más tarde alcalde de Llanes y vicepresidente de la Diputación. La crónica del encuentro refleja que «comenzó el partido a las cinco de la tarde y por coincidir con la romería del Henar hay un gentío impresionante que siguió el juego con muestras de aprobación e interés. Los irlandeses ganaron por tres a cero y jugaron colosalmente, pues no otra cosa podía esperarse de su pericia y constante práctica del sport, como también de su vigor físico».

Mayoría de universitarios

El equipo llanisco, compuesto en su mayor parte por estudiantes universitarios en Madrid, Salamanca y Oviedo, con residencia en Llanes y Vidiago, estuvo formado por Antonio Vega; Alejandro Villar, Manuel Roiz; Luis Merodio, Manuel Bustamante, Manuel Villar; Pedro Cabrales, Rafael Calleja, Carlos Borbolla, Ignacio Villar y José María Romano. Los irlandeses colocaron bajo palos, por compromiso, a Ricardito Colmenares y Duque de Estrada, sobrino del conde de la Vega del Sella, y el resto de la plantilla estaba formada por Power, Rooney; Duffy, Kinsella, Ohara; Ward, Dwyer, Conway, Jaime y Donegan.

Los irlandeses, que repitieron veraneo en Nueva durante bastantes años, plantaron la semilla del fútbol entre la juventud del valle de San Jorge y acompañaban siempre, incrustados en la alineación, a la chavalería local en infinidad de encuentros que disputaban frente a otros equipos de la zona en el campo de Navadosu.

Fotos

Vídeos