Aparece en Llanes una vallisoletana a la que buscaban desde hace cinco días

La mujer fue hallada semiinconsciente y con contusiones en el arenal de Las Cámaras, en Celorio. / LLACA

La mujer, de 57 años, fue hallada por una vecina, semiinconsciente y con contusiones, a primera hora de la mañana en la playa de Las Cámaras

LUCÍA RAMOS LLANES.

Final feliz e inesperado a cinco días de auténtica angustia. La aparición, a primera hora de la mañana de ayer, en Celorio de una vallisoletana a la que buscaban desde el pasado viernes, ponía punto final al infierno que estaban viviendo sus tres hijos y su marido, quienes recientemente reconocían no tener «ninguna pista» acerca del paradero de la mujer. Lourdes Sierra Mesa, de 57 años, era hallada a primera hora de la mañana por una vecina de la localidad llanisca de Celorio, en estado de semiinconsciencia y con múltiples contusiones en las extremidades inferiores.

«Era muy pronto cuando oí unos gritos de mujer. Bajé hasta la playa de Las Cámaras, de donde procedían las voces, para ver qué sucedía y me la encontré tendida en la arena, junto a las duchas. Decía que la habían pegado, pero que no recordaba quien», explicaba a EL COMERCIO esta llanisca que reside en las inmediaciones de la Torre de El Revellín y que fue quien dio la voz de alarma. La patrulla del puesto de la Guardia Civil de Llanes recibía el aviso a las 6.40 horas e inmediatamente se desplazaban hasta el lugar varios efectivos. A su llegada, los agentes se encontraron a la mujer «aturdida» y, tras realizar una exploración de los alrededores, lograron localizar su documentación, así como varios objetos de su propiedad.

Fue al conocer la identidad de Lourdes Sierra cuando los guardias civiles fueron conscientes de que se trataba de la misma mujer a quien se buscaba desde hacía varios días en la vecina comunidad de Castilla y León, después de que sus familiares denunciasen su desaparición. De forma inmediata, los agentes se pusieron en contacto con la Policía Nacional, cuerpo que se estaba haciendo cargo de las labores de búsqueda.

Todo esto sucedía mientras la mujer era asistida por el personal sanitario que finalmente se encargó de trasladarla hasta el Hospital Francisco Grande Covián, en Arriondas (Parres), donde permanece ingresada. Pese a que en un primer momento se temió que la mujer pudiese tener fracturadas las dos piernas, tras un primer examen los profesionales comprobaron que solo sufría múltiples contusiones provocadas, probablemente, por una caída.

Los familiares de Lourdes Sierra, quienes se encontraban en Valladolid cuando ésta fue encontrada, se trasladaron al Principado en cuanto tuvieron conocimiento de la noticia, en torno a las 12.30 horas, según manifestó a este diario una de sus hijas. «Nos dejaron verla solo unos minutos en los que pudimos comprobar que está muy débil, aunque respirando, que a nosotros es lo que verdaderamente nos importa», señaló la joven, quien quiso desmentir los rumores que «corren por las redes sociales y dicen que mi madre estuvo alojada en varios hoteles o pasando el rato en chiringuitos».

Sin recuerdos

De lo que realmente pasó estos últimos cinco días poco se sabe, pues el agotamiento que presentaba la mujer hizo que no pudiese recordar nada de lo acontecido cuando los agentes de la Guardia Civil llanisca le preguntaron acerca de cómo había ido a parar al arenal de Celorio. «No hemos querido agobiarla con preguntas, pues está muy débil, así que tampoco sabemos cómo pudo llegar hasta esta parte de Asturias», reconocían sus hijos. La familia había visitado el concejo de Llanes con anterioridad, «pero también otros lugares del Norte como Potes o San Vicente de la Barquera, así que no nos explicamos cómo vino a parar a Celorio», apuntaban los allegados de la mujer.

A la vallisoletana, quien trabaja como celadora en el Hospital Río Ortega, se le perdió la vista en la tarde del pasado viernes, cuando salió a dar un paseo, y al día siguiente fueron decenas los voluntarios que se sumaron al rastreo organizado pos sus familiares en la capital castellano-leonesa. Pese a que en la noche del sábado corrió el rumor de que había sido localizada en Palencia, sus hijos lo desmintieron al día siguiente.

La familia, por fin reunida, respira tranquila y confía en la pronta recuperación de Lourdes para volver a casa.

Fotos

Vídeos