Aparece destrozada la Virgen del Urriellu tras ser arrojada desde la cima

Estado en el que se ha encontrado la imagen. / REFUGIO DE URRIELLU
Estado en el que se ha encontrado la imagen. / REFUGIO DE URRIELLU

Fue encontrada por dos escaladores madrileños en la parte baja de la montaña en la aproximación a la vía Rabadá

TERRY BASTERRA ARENAS.

Los peores temores se han confirmado. La imagen de la Virgen del Urriellu desaparecida hace unos días ha aparecido. Y lo ha hecho destrozada. La talla de 13 kilos y realizada en roca caliza -la misma del Naranjo de Bulnes- por los artesanos de la cantería Cardín, situada en la localidad canguesa de Las Rozas, ha sido hallada por dos escaladores madrileños en la base de la montaña. Concretamente en la aproximación al inicio de la vía conocida como la Rabadá, en la cara oeste del Urriellu.

Los guardas del refugio del Pico no tienen ninguna duda de que lo ocurrido no ha sido un hecho fortuito provocado por el temporal que tuvo lugar durante la segunda mita de la pasada semana. Están seguros de que la Virgen no se cayó, sino que alguien la arrojó al vacío. Los escaladores Enrique Martín y Javier Guzmán localizaron lo que quedaba de la talla -le falta la cabeza de María y la del niño y parte de la zona izquierda de la pieza- en un espacio que es muy frecuentado. Y no solo por alpinistas, también por senderistas que acuden caminando hasta la base de la montaña más representativa de Asturias para tocar y sentir su imponente pared de roca caliza. De ahí el riesgo que entraña el que haya sido arrojada desde la cima.

«Tuvieron que tirarla porque hasta el lugar donde la han encontrado es imposible que hubiese llegado a causa del temporal», aseguraba ayer Sergio González Bada. Sostiene que la persona o personas que la lanzaron incurrieron en «un riesgo porque en esa zona tienes gente escalando o senderistas que van simplemente a tocar la montaña» al ser también el lugar «donde caen menos piedras» de todas las caras del Naranjo de Bulnes.

A la imagen le falta la cabeza de María y la del niño y parte de la zona izquierda de la talla

El guarda califica lo ocurrido de «vandalismo de montaña, algo que está en auge». Indica en este sentido que «en los refugios de montaña hay veces que parece que tenemos que andar como policías porque teníamos pequeños hurtos, pero hemos puesto las medidas disuasorias necesarias». En este sentido están aplicando la normativa que rige la utilización de estos espacios para que los usuarios se ajusten a una serie de normas.

Gracias al registro que tienen de las personas que hacen uso del refugio, así como el conocimiento de las que ascienden al Urriellu, los guardas piensan que tienen identificada a la persona que tiró a la Virgen desde la cima. Saben quienes subieron antes del temporal de la pasada semana y también el domingo, cuando el tiempo mejoró. Y fue precisamente el domingo cuando el guía Mario Blanco Pascual dio la voz de alarma al llegar a la cima con dos clientes y ver que allí no estaba la imagen.

Con esa información han hablado con unos y con otros y creen ya saber quién pudo ser el autor. No quieren hacerlo público, pero avanzan que «los que andamos habitualmente por esta zona nos conocemos todos y esta persona va a quedar marcada entre los montañeros». «Hay que respetar a la montaña y pasar por ella sin que se note. Dejarla como estaba, pero hay a personas que por mucho que se lo repitas no les entra en la cabeza», lamenta González Bada.

Lo que se desconoce todavía es cuándo se pondrá otra Virgen de las Nieves para coronar el Urriellu, porque todo apunta a que, más tarde o más temprano, otra imagen volverá a descansar en la cima del Naranjo de Bulnes. Y es que esta Virgen lleva presidiendo esta montaña -con varios intervalos- desde 1954 cuando se colocó la primera para conmemorar el 50 aniversario de la primera ascensión realizada por Pedro Pidal y y Gregorio Pérez 'El Cainejo'. Pesaba 50 kilos.

Protagonistas de fotografías

En la década de los 70 esta figura fue sustituida por otra reproducción de menor peso y tamaño y cuya colocación se atribuye al Grupo de Montaña Tajahierro, de Santander. Esta segunda imagen desapareció a mediados de 2010. Unos meses después, en septiembre de aquel año, se colocó una nueva Virgen que desapareció de nuevo una semana después. La última se puso en junio de 2014 y lo hicieron varios integrantes de la iniciativa Pedaladas Solidarias, que se turnaron para llevarla durante el ascenso.

La recreación ha sido protagonista en miles de fotografías que se han tomado con ella los escaladores que han alcanzado la cima de esta montaña, independientemente de sus creencias religiosas. Por ello, y por el esfuerzo de los canteros que la hicieron y los escaladores que la subieron, el que haya sido destruida ha causado un profundo malestar entre los amantes de esta montaña.

A esto hay que sumar que la Virgen de las Nieves es muy venerada en varias localidades de Cabrales, entre ellas Bulnes, donde la fiesta que se celebra en su honor reúne a un mayor número de asistentes que cuando tiene lugar la del patrón de la parroquia, que es San Martín de Tours.

Temas

Arenas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos