Aparece muerta una quebrantahuesos en Picos por «causas no naturales»

Cadáver del quebrantahuesos 'Julia' hallado en Peñamellera Alta. /  FCQ
Cadáver del quebrantahuesos 'Julia' hallado en Peñamellera Alta. / FCQ

El cadáver de 'Julia' está siendo analizado por el CSIC y la Guardia Civil ha abierto una investigación en la zona de Peñamellera Alta donde se localizó

GLORIA POMARADA BENIA.

El proyecto de conservación del quebrantahuesos en los Picos de Europa vive un negro arranque de año. Al fallido intento de reproducción del pasado mes se sumó este jueves la baja de unos de los ejemplares liberados en el espacio protegido. El cadáver de 'Julia' fue hallado entrada la tarde en una zona de Peñamellera Alta que, por el momento, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) mantiene en secreto para no interferir en la investigación abierta. Fueron miembros de la entidad quienes, en su habitual monitorización de los ejemplares mediante radioseguimiento, localizaron a la quebrantahuesos fallecida. El hecho fue puesto en conocimiento de la Guardia Civil y técnicos del Principado, que procedieron a levantar acta del hallazgo y recoger muestras en la zona.

Los restos, indican desde la Fundación, fueron depositados a continuación en dependencias del instituto armado para su envío al Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC), dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

A la espera de la necropsia, que será efectuada por un equipo con experiencia en la especie y que puede prolongarse «semanas», desde la Fundación señalan que los primeros «indicios» apuntan a que «causas no naturales» estarían detrás del fallecimiento. Los técnicos de la entidad conservacionista mantienen un seguimiento diario de las aves necrófagas liberadas en los Picos de Europa y se da la circunstancia de que un día antes de la aparición del cadáver, 'Julia' había sido observada con normalidad.

La sanción económica puede llegar a los 300.000 euros y la pena incluye prisión

«No puede ser que haya personas que reciban subvenciones y estén matando o envenenando animales», indicó Gerardo Báguena, director de de LIFE+ 'Red Quebrantahuesos', sobre los posibles autores. Añade en este sentido que las pesquisas se centran ahora en recabar información en la zona, como las «personas autorizadas, titulares de fincas y explotaciones ganaderas». «Vamos a llegar hasta el final», segura Báguena. Atentar contra una especie protegida «tiene implicación tanto penal como administrativa», recuerda el director. La sanción económica puede alcanzar los 300.000 euros y la pena incluye cárcel. Desde la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos indican, además, que no se descartan medidas adicionales para supervisar el entorno.

Quedan trece ejemplares

La quebrantahuesos fallecida había llegado al Parque Nacional en 2016, cedida por el Gobierno de Aragón. Con la baja de 'Julia' son trece los ejemplares que aún perviven en el espacio protegido. Se da la circunstancia de que la fallecida era, además, una de las aves que entraría en edad reproductora próximamente.

La pérdida se suma al revés vivido hace apenas una semana, cuando se confirmaba el fracaso del segundo intento de reproducción de quebrantahuesos en Picos. La cría de 'Deva' y 'Casanova' no lograba superar la fase de incubación, como ya ocurriese en 2017, en ese caso por falta de experiencia de los progenitores en la colocación del nido. El último nacimiento de un quebrantahuesos en Picos se remonta así a hace medio siglo.

Desde la puesta en marcha del proyecto de reintroducción de la especie en el Parque Nacional son varias las bajas contabilizadas. A finales de enero, en la vertiente cántabra del espacio protegido, concretamente en el Paraje del Canchalón de Cillorigo de Liébana, se localizaba el cadáver de 'Quebrantina'. Más atrás en el tiempo, en 2014, Asturias perdía a 'Güeña', cuyo fallecimiento se produjo como consecuencia de una herida realizada por una rapaz de gran envergadura, que afectó al pulmón y le provocó una hemorragia severa.

En el mismo concejo de Peñamellera Alta donde ha aparecido muerta 'Julia' se habían localizado en 2016 restos de veneno depositado en vísceras, que se utilizaban como cebo con el fin de matar animales. El responsable de los hechos fue juzgado el pasado noviembre por un delito contra la fauna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos